Sigue el problema de indigentes viviendo cerca de primarias

Playas de Rosarito.- Un problema muy recurrente con que cuentan las primarias en Rosarito es la presencia de personas indigentes, las cuales han usado terrenos cercanos a las escuelas para habitar, acumulando cantidades de basura, causando incendios y en ocasiones ingresado a planteles a robar cableado.

Uno de los planteles escolares que ha sufrido afectaciones por personas en situación de calle es la primaria Ejido Mazatlán, ubicada en la colonia Lucio Blanco, lugar donde constantemente elementos policiíacos han retirado del lugar a dichas personas, tras denuncias de robos en el plantel, sin embargo, pasan las semanas y regresan.

La profesora Ana Rosa Márquez, encargada de despacho de la delegación de la Secretaría de Educación en Rosarito, comentó que se tiene un equipo de seguridad escolar, quienes reciben denuncias de los directivos de estas escuelas y son canalizadas a seguridad pública, esto se realizaba cuando había clases presenciales.

“Se han ido a sacar a las personas, pero es una problemática local, los sacan hoy, se los llevan y no hay un delito, no los podemos culpar de algo preciso, no se robaron algo, se los llevan, pero a los días ahí andan de nuevo merodeando”.

Otra primaria que sufre la misma problemática es la Abraham Lincoln, escuela ubicada en la zona centro de Rosarito; frente a ella existe un terreno baldío, el cual es usado por indigentes para drogarse, acumular basura y realizar incendios por la quema de cableado.

“Tienen identificada a la persona que siempre es la que regresa, tenemos un problema con un lote baldío, una casa abandonada, lugar donde las personas yo creo que andan buscando donde carecerse, finalmente tienen una vida muy triste, no tienen dónde hacerse, dónde hacer sus necesidades básicas”.

Pidió a los mismos padres de familia o vecinos de dichas escuelas, que si notan algún intento de robo a las primarias o ven personas merodeando, llamen al 911, pues, aunque se tiene vigilancia en algunas, es importante también la vigilancia de los mismos padres que pasan cerca de una escuela, y así evitar daños o robos a los planteles.

Abrir chat