Es necesaria la inclusión laboral de migrantes: Olvera Rodríguez

 

Tijuana.- Con el objetivo de sensibilizar sobre las necesidades que enfrentan las personas en contexto de movilidad, y trabajando de la mano con el sector privado, el Ayuntamiento de Tijuana se reunió con la Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana (ARHITAC) con el fin de fomentar la inclusión, así como el respeto a sus derechos humanos, a través de la apertura de mayores oportunidades de empleo. El objetivo es que la población migrante tenga mejores condiciones de vida en esta ciudad fronteriza.

Para la presidenta municipal, Karla Patricia Ruiz Macfarland, resulta de vital importancia el diseñar e implementar políticas públicas que mejoren la calidad de vida de la población desplazada de su lugar de origen -debido a distintos factores que los obligan-, contribuyendo así a reducir la vulnerabilidad generada por las múltiples violencias y catástrofes sociales.

Por ello, en reunión con representantes de 155 industrias de Tijuana, la secretaria de Bienestar, Melba Adriana Olvera Rodríguez, expuso que el fenómeno migratorio en la ciudad se ha complejizado, ya que los factores económicos y la falta de oportunidades representan una motivación importante para que se genere la movilidad humana.

“El propósito de esta reunión es trabajar en conjunto, gobierno con iniciativa privada, a fin de concientizar al sector privado sobre las condiciones que sobrellevan las personas en contexto de movilidad. Con ello, pretendemos fomentar la inclusión, mejorando las oportunidades de empleo, haciéndoles ver que estos grupos tienen los mismos derechos que nosotros, los originarios de esta región fronteriza”, subrayó Olvera Rodríguez.

La secretaria explicó que el contexto de movilidad comprende muchas formas de desplazamientos, como los que ocurren cuando las personas mexicanas se mueven de sur a norte; también son ejemplo las personas de origen mexicano que son repatriadas de Estados Unidos hacia el interior del país.

Asimismo, se incluye a aquellos que, teniendo diferente nacionalidad, se desplazan de manera forzada, por crisis de seguridad y distintas expresiones de violencia, razón por la que llegan a Tijuana solicitando asilo en Estados Unidos.

“La migración no debe considerarse como un peligro, sino una expansión en el espacio de oportunidades. A esta ciudad diariamente llegan 400 personas repatriadas de Estados Unidos, por lo que entre los efectos de este fenómeno se ha encontrado que las personas que migran a otras ciudades mejoran sus salarios, por ello es importante que haya inclusión laboral y financiera, que se respeten sus derechos humanos y mejore su calidad de vida”, reiteró.

En este sentido, Olvera Rodríguez afirmó que las personas en contexto de movilidad son apoyadas por parte de la Secretaría del Bienestar, a través de la Dirección de Atención al Migrante. Por ejemplo, al arribar sin documentos de identidad, se les auxilia para su obtención. Además, esta dirección brinda el servicio de manera temporal de albergues o refugios, mientras encuentran un empleo que les permita vivir dignamente; en cuanto a los extranjeros, se les apoya con otras instancias del gobierno estatal o federal, a fin de que tramiten su documentación.

Asimismo, considerando los otros apoyos, se les otorga permiso para trabajar, se les apoya con alimentación, asistencia para matricular a sus hijos en escuelas, y demás. Dicho así, impulsando la formación de su proyecto de vida en la ciudad, el Gobierno Municipal está en constante comunicación con los diferentes organismos federales y estatales para garantizar el bienestar y la protección integral de esta vulnerable población.

Abrir chat