Un hombre conmovió a AMLO en su gira por B.C.

Por: Ana Lilia Ramírez

 

Mexicali. – En su gira por Baja California, Andrés Manuel López Obrador asistió solo eventos protocolarios, no tuvo contacto con su pueblo salvo los que lograban acercarse al vehículo, pero un hombre conmovió a la figura presencial.

Fue Don Rodolfo Martínez Covarrubias de 45 años, en un intento desesperado por llamar la atención del presidente para exponerle su caso que dice está lleno de injusticias.

Don Rodolfo Martínez Covarrubias grabó su encuentro cuando logró acercarse al custodiado auto presidencial que trasladaba al Presidente Andrés López Obrador en por Mexicali, entre su taxi y la camioneta suburban cuando la luz de un semáforo se puso en rojo.

En el taxi en el que trabaja, Don Rodolfo Martínez Covarrubias logró emparejarse a la Suburban en la Calzada Independencia, el semáforo rojo fue su único aliado, aprovechó y un fuerte grito “Señor, gracias por venir.”

En un gesto amable el presidente López Obrador bajó el vidrio para saludarlo, Don Rodrigo desde su alma grito para presentarse y rompió en llanto.

“Yo soy el chofer de la pipa de Tijuana que se quedó sin frenos. Me quieren meter a la cárcel mi video está ahí (en redes), la fiscalía y la gasera ’Z’ me metió a la cárcel, ¡ayúdeme!”

Con voz entrecortada, entre emocionado porque pudo hablar con el presidente AMLO, explicó su caso.

“Me quedé sin frenos y me estrellé con la pipa contra el puente y la fiscalía me tiene agarrado. ¡Ayúdame por favor!, ya le he mandado cartas a usted. Me quieren dar 20 años de cárcel señor, por haber salvado vidas, ¡ayúdenme por favor!, ¡por favor ayúdame!

El hombre se presentó y denuncio su caso que considero esta llenó de irregularidades y corrupción de la empresa donde trabajaba como chofer ‘Z’ gas Tijuana, que tras el accidente de dejo a su suerte en el tema judicial y de salud, pues tras el accidente el hombre perdió sus riñones y quedó invalido.

Mi nombre es Rodolfo Martínez, la gasera Z tiene todo comprado aquí en todo Baja California a la Fiscalía y todo, ¡por favor ayúdeme!, perdí los dos riñones y quede invalido y ando trabajando aquí (chofer de taxi), yo era trailero, mi caso sale mucho en las noticias. El 27 de abril, la pipa en Tijuana en la 5 y 10, me quedé sin frenos y la estrellé contra el puente para no matar a gente y maté a uno, yo quiero que me apoye señor, quería ir hasta México, pero no tengo dinero para ir.

El presidente AMLO se conmovió por los gritos y el llanto de Don Rodolfo Martínez Covarrubias, pidió su teléfono, de camioneta a taxi, Don Rodolfo Martínez gritaba desesperado su número de teléfono, es su única esperanza para que haya justicia, don Rodolfo se despidió:

“gracias, señor, que Dios lo cuide, que Dios lo cuide.”

Abrir chat