DESDE CHAPULTEPEC║Joatam de Basabe

 

Del resultado de las elecciones

El resultado de las elecciones en Ensenada y en Baja California, por desgracia, no fue nada inesperado. Arrasó Morena, y sus aliados, con todo y el pésimo papel que ha desempeñado el partido guinda en esta entidad.

Pleitos entre el propio gobernador y el alcalde de Tijuana, y la alcaldesa de Tecate; agresiones sistemáticas a las y los periodistas; hostigamiento al gremio empresarial; cobros exorbitantes de dudosa legalidad por supuestas deudas; guerra del Gobierno del Estado contra el Gobierno Federal para acaparar el protagonismo en la vacunación; cifras récord de violencia; entre un gran etcétera de aberraciones, fueron ignoradas al momento de la jornada electoral.

Se le ha dado la confianza a los mismos que le fallaron al Estado. La pregunta es ¿por qué? Además de lo evidente que es la compra del voto por medio de programas sociales, mismos que llegan a siete de cada 10 hogares del país, también existe la esperanza, en los electores, de que realmente se concrete la llamada cuarta transformación que repite como letanía el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Es decir, aunque los propios seguidores de AMLO, los obradoristas de hueso colorado, reconocen que a Baja California no ha llegado la llamada 4T, consideran que dando su voto a Morena están ayudando a que ahora sí llegue el cambio positivo a este rincón del país.

Sin ánimos de ser pesimista o “mala leche”, no considero que haya cambio si se vota exactamente por las mismas personas que ya fallaron. Y es que no es un decir metafórico, es exacto lo que pasó en el caso de Ensenada. El alcalde se reeligió, la diputada local se reeligió, el diputado federal se reeligió. Eso sin contar que Jaime Bonilla seguirá representando a Baja California, ahora desde el Senado de la República (sólo porque no pudo alargar su periodo como gobernador y porque aún no existe la reelección para la gubernatura).

En este sentido habría que analizar a detalle y preguntarse: ¿qué ha hecho Claudia Agatón por Ensenada desde el Congreso del Estado? ¿Qué ha hecho Armando Reyes por Ensenada desde el Congreso de la Unión? Si la respuesta es no sé o la respuesta es “jalar agua para su molino”, entonces no tiene sentido haberles dado el voto. Está de más sacar a la luz todos sus trapitos sucios en una columna de opinión como esta, pero está claro que no son personas que vayan a consolidar una transformación positiva en Ensenada o en Baja California.

En el caso de Armando Ayala, sus promesas se reducen a implementar los recursos que ya donó Sempra, para estar en bien con la comunidad ahora que se le otorgó el permiso para la construcción de su planta de licuefacción. Las obras que se están construyendo en la ciudad son por parte del Gobierno Federal, mismo que por medio de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano benefició en su mayoría a municipios gobernados por Morena, con fines electorales.

Permitió que se le mutilara a Ensenada más de la mitad de su territorio, cuando en un principio dijo que defendería cada metro cuadrado a toda costa, y ahora hasta pretendía que se le mutilara aún más con la municipalización de San Felipe.

Fue cachado por la autoridad electoral como tramposo por meter en su planilla a sus amigas y amigos como personas indígenas o con discapacidad, sin serlo en realidad, pero lejos de ofrecer una disculpa o ser sancionado, fue premiado con el voto y salió a burlarse de sus opositores.

Ya no basta con decir que los de antes robaron más o que les dejaron “un cochinero”. Es tiempo de dar resultados más allá de los discursos bonitos en sus reality show.

*Joatam de Basabe es comunicólogo y periodista, con más de una década de trayectoria en los medios de comunicación (radio, periódico, televisión e Internet). Actualmente es secretario de la Asociación de Periodistas de Ensenada y reportero de Televisa Californias.

Abrir chat