El envejecimiento saludable permite calidad de vida para los adultos mayores

 

Tijuana. – Al optimizar la salud física, mental y social permite a los adultos mayores participar activamente en la sociedad, sin padecer discriminación y gozar de una calidad de vida saludable e independiente.

Así lo dio a conocer la nutrióloga Alejandra Verdugo Cobián al impartir la conferencia Envejecimiento Saludable en el espacio de Vida Universitaria con alumnos de la Licenciatura en Nutrición y Dietética de la Universidad de Tijuana CUT.

Destacó que, ante el aumento de la esperanza de vida, mantener hábitos saludables y evitar factores de riesgo se torna fundamental, si se quiere vivir mejor en la etapa de madurez.

“Hay personas de 50 años que físicamente aparentan entre 60 o 70 años porque no se cuidaron en su vida y, por el contrario, vemos a otras personas con más de edad que se ven de 40”, explicó la especialista en salud y demencia.

Alejandra Verdugo, quien actualmente cursa un diplomado en gerontología, señaló que la vejez es impuesta por la sociedad pues según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud determina esta etapa a partir de los 70 años, mientras que en México se impone a las personas cuya edad oscila entre los 60 o 65 años.

Esto hace que la educación desde la infancia, en lo que se conoce como estilo de vida saludable, sea fundamental prepararse para un envejecimiento satisfactorio, que permita a las personas vivir con plenitud los últimos años de su vida.

La esperanza de vida dijo Verdugo Cobián, en los últimos años se ha incrementado por lo que se estima que para el año 2050, la esperanza de vida sean los 80 años cuando actualmente está en los 72 aproximadamente.

Este cambio demográfico requiere también un cambio en el paradigma de envejecimiento, toda vez que en nuestros días se piensa que envejecer implica pasividad y dependencia, por lo que se requiere fomentar el envejecimiento activo y saludable en base a la autonomía, los derechos sociales y la vinculación de las personas mayores con otros grupos de la sociedad.

Como nutriólogos hay que garantizar la vida saludable en todos los aspectos destacó Alejandra Verdugo, tras precisar que esto contribuirá a valorar las contribuciones de la genta mayor, a rechazar la discriminación por la edad y a reducir las desigualdades, lo que permitirá entornos y oportunidades para que las personas mayores puedan hacer elecciones más saludables, mejorar su independencia y su calidad de vida.

También mencionó que el deterioro funcional que acompaña el envejecimiento puede posponerse manteniendo una vida física, mental y social activa. Por lo que el papel del nutriólogo en este sentido es promocionar la salud dirigida a las personas de edad avanzada, no tanto en el sentido de prolongar la vida indefinidamente, sino en fomentar la mejor vida posible que le queda a cada persona.

El envejecimiento saludable se define como el proceso de optimizar las oportunidades de salud física, mental y social que permitan a la gente mayor participar activamente en la sociedad, sin padecer discriminación y gozar de una calidad de vida buena e independiente, reiteró la nutrióloga Alejandra Verdugo.

Ante de finalizar su participación en Vida Universitaria con estudiantes de CUT Universidad, Verdugo Cobián destacó que de igual manera se requieren de ciudades inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles en las que se dé cabida a los adultos mayores, porque en la actualidad las ciudades no están adaptadas para la progresión que lleva la esperanza de vida.

“El grueso de la población actual estamos entre los 20 y 30 años, esto quiere decir que pronto vamos a ser también viejos y las ciudades no están adaptadas para nosotros”, puntualizó Alejandra Verdugo tras insistir en la necesidad de fortalecer las capacidades de las personas mayores.

 

 

Los comentarios están cerrados.

Abrir chat