Gasta dos mil 400 pesos diarios para seguir respirando

El papá de Rocío Trejo convalece en su casa después de haberse contagiado de coronavirus y desarrollar el Covid-19; aunque ya superó lo peor de la enfermedad, aún requiere hasta 12 tanques pequeños de oxígeno cada 24 horas para librar la batalla.
Con tres tanques amarrados a un carrito de dos ruedas, Rocio Trejo salió de su segunda vuelta a la distribuidora de oxigeno; la falta de recursos económicos le impidió comprar un cilindro más grande, gastaria 30 mil pesos en promedio ya con válvula y oxígeno; desafortunadamente fue imposible y solo pudo conseguir tanques pequeños en las redes sociales.

“Estan super caros, alrededor de 15 a 17 mil vacíos, sin válvula”

El problema de los tanques de menor capacidad, es que el oxígeno se acaba rápido, por lo que Rocío, tiene tiene que acudir hasta tres veces a llenarlos; la última vuelta a la distribuidora de oxígeno es a las nueve de la noche, solo así su padre podrá respirar hasta el amanecer. A las 7:30 de la mañana, ya hace fila para llenar los tanques vacíos.
“Son dos mil 400 diarios, son tres tanques y dejamos uno de reserva, es relativamente difícil, los conseguimos por Facebook”
Para la familia Trejo, no hay plan B, han escuchado de alternativas, pero nada que pudiera garantizarse la recuperación a su padre, quien convalece de esta terrible enfermedad; solo les queda esperar a que los recursos económicos no se terminen y que la pandemia pase pronto.

 

Los comentarios están cerrados.

Abrir chat