KIOSKO POLÍTICO|| por Juan Pueblo

Cuando pensaban que los partidos de oposición en Baja California (PRI, PAN, PRD y PBC) no podrían ponerse de acuerdo para formar una alianza política y hacer frente a MORENA, en 2021, los lideres de esos organismos salieron en rueda de prensa a firmar una carta de intención.

El “madruguete” de los Osunas (José Osuna Millán ex gobernador y seguidores) para tratar de imponer al otro Osuna (Héctor Osuna) como candidato del PAN a la Gubernatura, y dinamitar la alianza política, no funcionó, se vino abajo, ya que la mayoría de los “300 panistas” que firmaron un desplegado están más quemados que un cohete de feria, y algunos hasta muertos.

Durante las ultimas semanas, Carlos Jiménez, del PRI, Omar Sarabia, del PRD, Enrique Méndez, del PAN y Mario Favela, del PBC, se sentaron a dialogar, y finalmente acordaron firmar dicha carta.

Todo hace indicar que la alianza opositora por la Gubernatura del Estado 29, sería encabezada por el Señor de los Casinos, Jorge Hank Rhon.

Por el lado de MORENA, Jaime Bonilla Valdez, Gobernador, trata de imponer a su ahijado, Armando Ayala Robles, alcalde de Ensenada; y desde la Ciudad de México, el líder nacional de ese partido, Mario Delgado ya dio línea para favorecer a Marina del Pilar Ávila Olmedo, alcaldesa de Mexicali.

Así como en Baja California todos los partidos de oposición van contra MORENA, es lo que ya se denomina el TUMOR, entre los morenos también ya se pusieron de acuerdo para lanzar todos los misiles contra Arturo González Cruz, alcalde de Tijuana, a quien quieren ver noqueado.
Y es que el Presidente Municipal de Tijuana no se da por vencido y sigue –de forma independiente—en la búsqueda de la candidatura a Gobernador por MORENA.

Miguel Ángel Bujanda, autodenominado Diputado Independiente, o también conocido como “Diputado Moches” sigue arrastrándose cual vil reptil frente al Gobernador de MORENA, Jaime Bonilla Valdez.

En el transcurso de la semana, el Legislador que llegó por el PAN, se pronunció porque Tijuana sea declarada la capital política de Baja California. Todos en el Centro de Gobierno del Estado carcajearon sabedores que la iniciativa le fue entregada de la oficina morenista, para reafirmar que Bufanda es un vil lacayo del poder en turno.

Por la puerta de atrás corrieron a Sergio Rosete Webe de la Dirección de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) por desobedecer las órdenes del Secretario Agua, Salomón Faz. En realidad, la instrucción vino de la oficina del Gobernador del Estado.

Lo mismo le sucedió a Rigoberto Laborín y, seguro, le sucederá al nuevo director de CESPT, ya que en el organismo pueden más los caprichos que la planeación.

Otro que al parecer confirmó su vocación de traidor fue el abogado Ramón Antonio Aboytes, quien fue destituido de la Secretaria de Movilidad del Ayuntamiento de Tijuana.

Y es que el que traiciona una vez traiciona dos. Así sucedió con Aboytes quien dio la espalda al movimiento del COCI en Tijuana, por una chamba. Sin embargo resulta que también traicionó la confianza del alcalde, Arturo González Cruz.

Quien persiste en dar la espalda y traicionar la confianza de su empleador, es la Arquitecta, Ana Patricia Peterson, secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología Municipal, quien abiertamente se declara protegida del Gobernador, Jaime Bonilla.

La Arquitecta Peterson asegura que ya tiene un puesto asegurado en el GobBC. Y parece que efectivamente porque desde hace varias semanas se dedica a brindarle atenciones a los bonillistas y empresarios de ese clan.
Recuerden “Vox populi, Vox Dei”

Los comentarios están cerrados.