LA NOCHE DE LOS NAHUALES Por Benjamín M. Ramírez

DEMOCRACIA SIMULADA O “INCAPACIDAD MORAL PERMANENTE”

Detrás de la frontera, en el país del American Dream, el actual mandatario es reacio a no aceptar lo evidente: que ha perdido, que su estancia en la oficina oval está próximo a fenecer y que su nombre clave para el servicio secreto, Magnate, desaparecerá. Lo mismo que la clave Musa.

 

Sin duda, es un gran revés para alguien que no acepta que ha sido rebasado y por un amplio margen en las urnas y que sus prospectos de demandas para anular la elección no prosperan y que los abogados han desistido en presentarlas ante la falta de evidencias y pruebas que avizoren, al menos, el de ser aceptadas.

 

Trump, con patadas de ahogado, en un mecanismo de defensa comprensible, pretende enlodar la elección manifestando que ha sido una contienda amañada, a pesar de que los números no le favorecen con un amplio margen de ventaja a favor de su contrincante que a la par ha sido nombrado presidente electo.

 

Será necesario ir empacando. Ojalá la Casa Blanca no quede vacía como la Residencia Oficial de Los Pinos, en la transición del gobierno mexicano en el sexenio anterior.

 

En otro orden de ideas, MORENA deberá elegir y darle paso a la democracia y a la decisión de la militancia en la nominación de sus mejores candidatos, cerrar el paso a los saltimbanquis  y apuntalar los mejores prospectos si verdaderamente tiene ansias de triunfos para refrendar los resultados del 2018.

 

Veo muy lejos que así suceda. Si siguen así de tercos, la dirigencia de MORENA entrará en una confrontación abierta con las bases y la desbandada de quienes aspiran al cargo con espíritu de servicio y no como un botín. La elección del 2021 no está definida. Los que suenan como candidatos a los diversos puestos de elección popular no aseguran la victoria de la contienda electoral.

 

Frente a este panorama, y a pesar, de que no hay nada concreto para la Península, en cuestión de elecciones, los diputados locales han dado entrada a un proyecto de ley para que sea la decisión plenipotenciaria del gobernador quien designe al presidente municipal suplente en caso de que el munícipe solicite licencia al cargo, según lo denunciado por el diputado federal Héctor Cruz.

 

En las elecciones tendrán mucho peso las decisiones de la actual legislatura y el quehacer de las administraciones en sus diferentes niveles.

 

No comprendo cómo pueden ser tan insensibles ante los signos de los tiempos. Y, a pesar de ello, los diputados no reparan en los errores de antaño al presentar iniciativas que pueden generar el desdén popular.

 

Las intenciones del legislativo local, viola la Constitución en lo referente a la autonomía municipal, consagrada en el artículo 115, fracción I, —atenta contra la voluntad ciudadana que en las urnas elige a un munícipe y a su suplente—, lesiona el espíritu de la ley del Régimen Municipal para el Estado de Baja California, en su artículo, 41, Fracción II, apartado C, párrafo 3, la misma situación se presenta con el artículo 42, que a la letra dice:

 

ARTÍCULO 42.- De la Separación Provisional de un Munícipe.- La solicitud de licencia para separarse provisional o temporalmente del cargo de un Munícipe, será resuelta en definitiva por el ayuntamiento, de conformidad con su reglamento interno.

 

Tal parece que los diputados están cegados para complacer la voluntad del ejecutivo estatal. Lo cierto es que esta iniciativa de reforma podrá ser rechazada por la Suprema Corte de Justicia y tendrá el mismo destino de la intentona de ampliar el periodo de gobierno del actual gobernador.

 

Ya será la decisión de la ciudadanía, y los entes municipales quienes deberán aprobar o rechazar la iniciativa anticonstitucional del proyecto de ley avalada por los diputados de Baja California que a todas luces atenta contra toda lógica racional y legal.

 

Las leyes deben ser encaminadas y apegadas a derecho, al interés público y a la voluntad de la ciudadanía, no a caprichos y berrinches ni tampoco para prolongar la voluntad plenipotenciaria.

 

En otro tema importante, me parece lamentable la justificación del Presidente de la República al hablar de las afectaciones de las comunidades indígenas provocadas por el agua. Las comunidades de Jalpa, Nacajuca, Centla y Centla, al desviar los caudales de agua a través del río Samaria, sufren los estragos de la inundación. La decisión, según la propia voz del mandatario, fue tomada para evitar daños de consideración a la ciudad de Villahermosa.

 

Sin embargo, bajo esta consigna del Presidente de la República, los pobres siempre son los que deben pagar las consecuencias de las incompetencias de sus gobernantes.

 

Ante un insensible, indolente e inclemente de un adusto Adán Augusto, quien rehúye a su responsabilidad y evita mojarse la ropa teniendo frente a sí a la ciudadanía que sufre, año con año, las afectaciones, con el agua hasta el cuello.

 

O las promesas incumplidas de Enrique Peña Nieto que anunció un plan hidráulico integral para evitar que Tabasco siguiera padeciendo de las constantes inundaciones, por encima de los 19 mil millones de pesos. Las inundaciones continúan. Los pobres son los que la pagan y el dinero simplemente desaparece.

 

También sería necesario empezar una modificación a las leyes de desarrollo urbano y obligar a quienes construyan en zonas susceptibles de ser inundadas a construir sobre pilotes, con la finalidad de evitar los daños al patrimonio.

 

Lo que es preocupante es la respuesta del titular de la CFE, quien ríe ante la querella del gobierno local por las afectaciones provocadas por el desfogue de la presa Peñitas: si no pueden manejar el desfogue y las afectaciones provocadas por el agua, cómo pretenden controlar las posibles afectaciones al no saber manejar los residuos de los combustibles y sus emanaciones radiactivas en las plantas nucleares que pretenden instalar en la República Mexicana.

 

Para concluir: la República del Perú sigue sin dirección ante la renuncia y efímero paso de Manuel Merino. Perú lleva ya tres mandatarios en menos de cinco años. La renuncia de Merino se produce luego de las protestas de los ciudadanos que salieron a las calles para exigir la dimisión del mandatario expresando “Merino no es mi presidente”. Las protestas dejaron un saldo de 2 muertos y más de 100 lesionados.

 

Merino había orquestado la renuncia del Presidente Martín Vizcarra quien emprendió una cruzada contra la corrupción imperante en la nación andina. La destitución de Vizcarra se apuntaló a través de la cláusula constitucional 113 de la República del Perú, denominada “Incapacidad Moral Permanente”.

 

Ojalá y la cláusula constitucional del Perú pudiera aplicarse a uno que otro gobernante o funcionario en ciernes.

Los comentarios están cerrados.