Receta amarga, llegará primer gasolinazo de la 4T

0

Faltan menos de seis días para que termine este agitado año 2019, considerado por quienes llevan registro del muertómetro como el año más violento comparado con el inicio de los recientes cuatro sexenios, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a cargo de Arturo Herrera Gutiérrez, ya nos recetó el primer gasolinazo del 2020, sí ustedes  leyeron bien, porque a partir del 1° de enero del no tan lejano Año Nuevo tendremos el primer gasolinazo de la Cuatro T, con base en la nueva Miscelánea Fiscal que fue aprobada por los Diputados federales de mayoría morenista como parte del Paquete Económico del también llamado Veinte Veinte.

Con todo y que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su campaña de 2018, juró y perjuró que no habría más gasolizanos, pero…una cosa es lo que diga el jefe del Poder Ejecutivo Federal y otra cosa es lo que decidan sus leales diputados federales que en la Cámara Baja son mayoría, es decir como en su momento advirtió Vicente Fox Quesada, al tomar posición como Presidente de México el 1° de diciembre de 2000, “el presidente propone y el Congreso dispone”, máxima que se cumplió en esta ocasión días antes de que nuestros bien pagados representantes populares salieran a disfrutar de sus merecidas vacaciones de fin de año. ¡Qué chulada de maíz prieto! 

Resulta que, como efecto de la Miscelánea Fiscal, se hicieron diversas reformas a la Ley IEPS, el IVA y el Impuesto sobre la Renta, es necesario nos informó “Lolita”, pero no Lolita Ayala, que nos tendrían que adelantar las felicitaciones del Año 2020 con un amargo gasolinazo, que por obvias razones repercutirá en el bolsillo de los millones de conductores de vehículos de motor particulares o del transporte público, al momento de cargar el preciado líquido con el fin de no quedarse a “tirados” a medio camino, gasolinazo que aunque todavía no entra en vigor los comerciantes voraces, más pronto que tarde incrementarán los precisos en sus productos, bajo el argumento que el alza en el preciso de los combustibles les resulta imposible absorberlo, ahora sí que gracias a los legisladores federales de Morena, al pueblo mexicano se le aplicó otra vez  la Ley de Jonás, “al jodido, joderlo más”.

Como parte de la justificación del primer gasolinazo en la era de la Cuatro T, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, aclara que para el caso de las gasolinas el factor aplicable que para el año 2020 del IEPS es de 1.02797, con lo cual la cuota para la Magna pasará de 4.57 a 4.95 pesos por litro; para la Premium de 4.060 a 4.18 pesos por litro y para el Diésel la cuota del impuesto IEPS, será de 5.44 por litro desde los 4.64 pesos vigentes; para los combustóleos no fósiles será de 4.18 pesos.

Pero la cosa no parará ahí, por la citada dependencia federal mediante su brazo armado el Servicio de Administración Tributaria (SAT), nos traerá cortitos  a los pocos contribuyentes cautivos que la SHCP tiene registrados en su padrón de contribuyentes valga la redundancia, pues nos revisará con lupa hasta los calzones con el fin de descubrir si no evadimos impuestos al adquirir tan imprescindible prenda íntima, a la par millones y millones de comerciantes ambulantes y de trabajadores informales que pululan por todos y cada uno de los rincones de México, no pagan un peso partido por la mitad de impuestos, a tal grado que esos evasores de impuestos gritan a los cuatro vientos que “Lolita” les pela los dientes. 

El pagar impuestos es una obligación constitucional de los mexicanos en edad productiva, lo peor del caso que, la dependencia federal responsable de vigilar que eso suceda, se hace de la vista gorda y desde hace varios sexenios y el primer año de éste únicamente tiene ojos, lentes y lupa para fastidiar y castigar a quienes somos contribuyentes cautivos, negando la SHCP que no incurre en terrorismo fiscal, que tal sí, sí utilizara tan temeraria práctica. 

Entre el primer gasolinazo y el Terrorismo Fiscal de la Cuatro T, me puse a recordar aquellas frases que en tiempos de crisis económicas mencionaron cada 1° de enero que correspondieron a los  sexenios de Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, cuyos mandatarios nos lanzaron la consigna a los millones de mexicanos de a pie que tendríamos que apretarnos el cinturón, consigna que se volverá a repetir una vez que las manecillas del reloj marquen las 00:00 horas del 1° de enero 2020 (Veinte-Veinte) con el cual iniciaremos un año acompañado del primer GASOLINAZO.

Menos mal que Arturo Herrera Gutiérrez, nos avisó muy a tiempo a través de su dependencia, que el Año 2020 ya trae su torta bajo el brazo, para que vayamos preparando nuestros bolsillos, que le hagamos un hoyo más a nuestro cinturón y que Dios nos agarre confesados en caso de ser víctimas del Terrorismo Fiscal, porque en cuestión de impuestos, ni la justicia federal nos AMPARA, solo deseo que ojalá un día mis ojos vean que el IEPS, el IVA y el ISR, son destinados en mejoras de infraestructura carretera y pavimentación de calles debido a que no hay un solo municipio del país que esté libre de los horrendos baches que nos destrozan nuestras unidades motrices, nuestros bolsillos y hasta el hígado de los corajes que hacemos. 

El autor de esta columna es Licenciado en Derecho, Egresado de la Universidad de Tijuana CUT, Campus Altamira, ejerce el periodismo desde hace treinta y cinco años y es director del portal de internet www.ensaladadeportivabaja.net   

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.