Firma de la nueva versión del T-MEC

0

Representantes de México, Estados Unidos y Canadá, reunidos en Palacio Nacional, firmaron este martes el Protocolo Modificatorio al Tratado entre los Estados Unidos Mexicanos, los Estados Unidos de América y Canadá (T-MEC), con la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador como testigo de honor.

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, destacó los acuerdos para la creación de un mecanismo de solución de controversias y los paneles que ayudarán a gestionar el comercio de medicamentos y apoyarán la reducción de costos.

Dijo que los presidentes de las comisiones del Senado decidirán si el análisis del protocolo modificatorio inicia de inmediato, para proceder a la ratificación.

En la ceremonia, la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, dijo que el acuerdo conserva las cadenas laborales transfronterizas y protege los derechos de los trabajadores en América del Norte, así como la propiedad intelectual y las reglas de origen de la industria automotriz. También destacó que podrán circular medicamentos a bajo costo.

La funcionaria dijo que el acuerdo promoverá la prosperidad de las tres naciones y de la región.

Robert Lighthizer, representante de Comercio de Estados Unidos, resaltó que desde antes seguía la carrera de Andrés Manuel López Obrador y consideró que el T-MEC es como un legado de AMLO, porque el mexicano se unió a una negociación que ya había iniciado desde que estaba en campaña y designó a un negociador como presidente electo.

Mencionó que esta nueva versión del tratado comercial contempla capítulos que no tenía el TLCAN, relativos a temas como informática.

En su mensaje, Jesús Seade detalló los acuerdos alcanzados en materia laboral y destacó que se creó un mecanismo con 3 panelistas, que opera con mayor rapidez para resolver diferencias.

Ratificación

Después de la firma de la nueva versión, se espera que los legisladores de los tres países ratifiquen el acuerdo y pueda entrar en vigor paulatinamente.

En el caso de Estados Unidos, la Cámara Baja votará la próxima semana el acuerdo para que sea aprobado antes del 20 de diciembre, cuando la actividad legislativa entra en receso por las fiestas navideñas, según medios de comunicación locales.

Más temprano, este mismo martes, la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU, la demócrata Nancy Pelosi, dio su respaldo a la nueva versión del tratado comercial T-MEC con México y Canadá al asegurar que es “una victoria para los trabajadores estadounidenses”.

“El acuerdo que presentamos hoy es infinitamente mejor que lo que la Administración propuso en primer lugar. Es una victoria para los trabajadores estadounidenses”, subrayó Pelosi en una comparecencia en el Congreso.

Por su parte, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, el demócrata Richard Neal, catalogó de “transformador” el nuevo pacto.

“Fueron negociaciones intensas, argumentativas y complicadas. Creo que establecimos un récord mundial por colgarnos el teléfono el uno al otro, yo y el representante de Comercio Exterior”, bromeó Neal.

Acuerdos

Entre otras cuestiones, el nuevo pacto requiere que el 75 % de los componentes de automóvil se fabriquen en Estados Unidos, Canadá y México para evitar aranceles, y que el 40 % de las piezas sean hechas por trabajadores que ganen al menos 16 dólares la hora para 2023.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.