Por sobredosis de atipiléptico pierde uñas, piel y pezones

0

México.- Un niño de once años de edad de origen español resultó severamente lesionado tras recibir una alta dosis (cuatro veces mayor a la recomendada) de medicamentos antipilépticos, los padres han denunciado a los médicos por la presunta negligencia contra su hijo.

El hecho ocurrió en la región española de Extremadura y dejó al menor al borde de la muerte. Los padres indicaron que el hecho ocurrió en el Hospital de San Pedro Alcántara, los médicos posiblemente otorgaron al menor una dosis cuatro veces mayor a la recomendada para su edad de medicamentos para controlar las convulsiones de la epilepsia.

Esta sobredosis de medicamentos le provocó el síndrome de Stevens-Johnson. Cristina Paredes, madre del menor, dijo que la piel de su hijo fue quemándose poco a poco, se le tornó negra al igual que las uñas, pezones y toda la epidermis, el niño requirió de quimioterapia para sobrevivir.

El niño superó la crisis tras 16 días hospitalizado y se le tuvieron que cocer los ojos con ocho puntadas cada uno para evitar que estos también resultaran dañados por la necrosis. El síndrome de la causado deformaciones físicas además de problemas relanes y hepáticos.

El síndrome de Stevens-Johnson

El síndrome de Stevens-Johnson es un trastorno grave y extraño de la piel y de las membranas mucosas. Por lo general, es una reacción a un medicamento o una infección. A menudo, comienza con síntomas similares a la influenza, seguidos por una erupción dolorosa de color rojo o morado que se expande y forma ampollas. Luego, la capa superior de la piel afectada se muere, se desprende y después se cura.

La recuperación luego del síndrome de Stevens-Johnson puede llevar de semanas a meses, dependiendo de la gravedad del trastorno. Si fue causado por un medicamento, tendrás que evitar tomar ese medicamento de manera permanente y otros estrechamente relacionados con él.

fuente: Debate

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.