“AL MARGEN DE LA LEY; NADA; POR ENCIMA DE LA LEY NADIE”; Benito Juárez

0

Independientemente de los resultados que obtengan los trece sagaces Diputados  Locales emanados del Movimiento de Regeneración Nacional, que se sacaron de la manga una “Consulta Patito”, amañada a todas luces, para que los bajacalifornianos “decidieran” si estaban a favor del “Proyecto de Cinco Años” o de “Dos años” de Jaime Bonilla Valdez, que traducido al casto y puro lenguaje político representa que el ahora gobernador electo, gobierne valga la redundancia el  Estado de Baja California cinco y no dos años como quedó claro el domingo dos de junio en la jornada electoral, como ciudadanos que ya decidimos en tiempo y forma, no podemos permitir esta burla, tiene que intervenir la autoridad electoral federal, México, ni Baja California pueden ser gobernados con base en caprichos, ni con base en “consultas patito”. 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, más que gobernar se ha dedicado a dividirnos más, la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, como Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en retiro, sabe que el intento de Jaime Bonilla Valdez, por querer gobernar cinco años, viola flagrantemente la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California, así  como la voluntad de quienes acudimos a la urnas el mencionado día, por tal motivo la antes citada tiene la obligación de evitar que este tipo de conflictos internos y poselectorales dañen la buena marcha de una nación, que desde el 2000 vio por vez primera los esbozos de la democracia, que tanto se nos había negado.

 Sánchez Cordero como responsable de la política interior del Gobierno Federal, tiene que exigir que se cumpla la voluntad de los bajacalifornianos que elegimos el 2 de junio a un gobernador del Estado de Baja California, por dos años y no más, so pena como ya lo he referido insistentemente en otros comentarios de quien haya ganado la elección, toda vez que no cuestiono, ni pongo en duda el contundente triunfo electoral de Bonilla Valdez en las urnas, prueba de ello es que desde el 1° de agosto hay trece legisladores emanados de Morena, cinco alcaldes que gobiernan igual número de municipios y varios regidores del mencionado movimiento. 

Si la ahora Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en retiro, no puede con el paquete o no quiere cumplir con su función que se vaya, a gozar a su casa al lado de su marido, de sus hijos y nietos de su jugosa pensión que recibirá una vez que cumpla con los requisitos para que de una vez por todas se cortar el cordón umbilical que la ata al máximo tribunal de justicia federal en México.

Preciso, la convocatoria que lanzó en tiempo y forma el Instituto Estatal Electoral de Baja California, en torno al proceso electoral 2018-2019, dejó en claro que los bajacalifornianos (aunque yo no soy nativo de Baja California, pero tengo tres décadas de residir en el citado Estado), debidamente inscritos en el padrón electoral votaríamos para Gobernador del Estado, alcaldes de los cinco municipios y 17 diputados locales de mayoría por dos años, redundo nada más es cuestión de revisar la convocatoria del órgano electoral.

 Por tal motivo y ante lo ampliamente expuesto hago la siguiente pregunta ¿Cómo puede exigirnos el gobierno de López Obrador que respetemos las leyes?, si es el propio López Obrador quien desde el Poder Ejecutivo Federal se encarga de violar las leyes, por ello en México la impunidad no se acaba. 

Lógicamente que queremos un cambio, basado en hechos no en falsos y burdos discursos mediáticos como lo hace Andrés Manuel López Obrador, en sus conferencias de prensa mañaneras o durante sus “giras de trabajo” de cada fin de semana cual si fuese un candidato en campaña permanente, que con su risa socarrona y su voz pastosa hace como que hace y nada que hace, por lo visto al juarista gobierno lopezobradorista ya se le olvidó la frase “Al margen de la Ley; nada; por encima de la Ley nadie”.

Vuelvo a preguntar ¿Dónde está ese federalismo?, ¿Dónde está el respeto al voto y a la voluntad ciudadana?, ¿Dónde están la diferencia de un gobierno neoliberal a un gobierno liberal?, ¿Por qué el sector empresarial que tiene el poder económico como el caso de la Confederación Patronal de la República Mexicana, la Cámara Nacional de Comercio y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, no invitan a los bajacalifornianos a participar en la resistencia civil?, ¿Para qué queremos órganos electorales en México?, ¿De qué sirve acudir a las urnas cada tres y cada seis años, si nuestra voluntad como ciudadanos expresada en el voto, libre y secreto no se respeta, por parte de quienes juraron respetar y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California y las leyes y reglamentos que de ellas emanan? 

¿Cómo es posible que como hombres y mujeres adultos, hubo quienes se prestaron a participar en una farsa de tal magnitud?, ¿en dónde quedó la dignidad de quienes votaron a favor de que Jaime Bonilla Valdez, gobierne por cinco años y no por dos años?, como se estableció el dos junio pasado en una jornada electoral constitucional. 

De resultar favorecido Bonilla Valdez, en la “consulta” para que el periodo del todavía Gobernador electo de Baja California, se amplié cinco años, los trece legisladores locales de Morena y sus aliados en el Congreso de Baja California, aprobarán por sus polainas que no se envié al aún Gobernador del multicitado Estado la contrareforma hecha por la anterior legislatura estatal al artículo octavo Transitorio del Decreto 112 en materia electoral hecha el 8 de julio, para que sea publicada en el Periódico Oficial  del Estado de Baja California y evitar que tanto el ejecutivo estatal, partidos de políticos de oposición, ciudadanos y organismos de la sociedad civil, puedan interponer una Controversia Constitucional en tiempo y forma ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y echar abajo la mal llamada “Ley Bonilla”. 

Reforma electoral valga la redundancia que fue aprobada en septiembre del 2014 y publicada en el POEBC en octubre del 2014, en la cual se estableció la reducción del mandato del siguiente Gobernador del Estado y de los cinco alcaldes de seis a únicamente dos años.

Cierro mi columna con un dicho popular y con un viva.

¡COMO MÉXICO NO HAY DOS!

¡VIVA LA IMPUNIDAD EN MÉXICO!

 

El autor de esta columna es Licenciado en Derecho, egresado de la Universidad de Tijuana CUT, Campus Altamira, ejerce el periodismo desde hace 35 años y es director del portal de internet www.ensaladadeportivabaja.net 

Deja un comentario