Ver para creer Donald Trump a un paso de la guillotina

Por Bernardo S. Cisneros Medina

0
Bernardo S. Cisneros Medina

Aunque resulta difícil de creer, nos enteramos con cierto asombro que el Donald Trump, el presidente de Estados Unidos de Norteamérica, el todavía país más poderoso del orbe ¿será?, está un paso de la guillotina, es decir de ser sometido a Juicio Político ser destituido del cargo que actualmente ostenta y con ello quedaría imposibilitado para ir en busca de la reelección para continuar por cuatro años más como huésped distinguido de la Casa Blanca.

Enemistado con casi todo el mundo, menos con México por aquello de que logró que su homologo Andrés Manuel López Obrador, coadyuvara de “muy buena manera” a contener la fuerte ola de miles de migrantes centroamericanos y de otras partes del mundo que intentaban llegar a costa de todo a Estados Unidos de Norteamérica para solicitar asilo político, Trump, escuchó de voz de la Congresista demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes,  Nancy Pelosi que sería investigado tras los fuertes rumores, que el magnante estadounidense pudo haber buscado ayuda del extranjero para lograr ser reelecto para el 2020 que ya está prácticamente a la vuelta de la esquina. .

Para nadie es un secreto a voces que Donald Trump, quien fue postulado por el Partido Repúblicano como candidato a la Presidencia del País de las estrellas y las barras en el 2016 y los Demócratas son enemigos a muerte, motivo por el cual al ver que el controvertido empresario convertido en político cuenta con amplias posibilidades de regir por cuatro años más los destinos de millones de estadounidenses quienes en noviembre del 2016 le dieron en las urnas una amplia victoria sobre su contendiente Hillary Clinton, abanderada del Partido Demócrata, triunfo que electoral que además fue avalado por la mayoría de los integrantes del Colegio Electoral del vecino país del Norte, razón más que suficiente para que desde la Cámara de Representantes con Nancy Pelosi al frente enfoquen sus baterías para intentar tumbar al actual presidente.

Como en el amor y en la guerra todo se vale, refrán popular que cae como anillo al dedo en el ámbito político, los Demócratas utilizan como arma letal, una conversación telefónica que Trump le hizo a su contraparte de Ucrania, Volodimor Zelenki, para que revelara que Hunter Biden, hijo de Joe Biden, virtual candidato del Partido Demócrata a la presidencia de Estados Unidos en un presunto hecho de corrupción, conversación telefónica que se dio entre los mandatarios estadounidense y ucraniano en julio de este año.

Repuesto de la sorpresa y de la sacudida, Donald Trump, no se quedó callado, muy a su estilo, de inmediato le respondió a Pelosi, al referir que todo era una cacería de brujas pues el señor Trump está muy seguro que el Juicio Político en su contra no procederá por el simple hecho de que en la Cámara de Senadoras, el Partido Republicano es mayoría.

En tanto que Donald Trump, enfrenta un nuevo escándalo de acudir a gobiernos extranjero como se le acuso en el 2016 de recibir apoyo de Rusia, gobernada por Vladimir Putin, para los mandatarios de otros países el anuncio que hizo la congresista norteamericana Nancy Pelosi, le vino de maravilla, sobre todo al Gobierno socialista-capitalista de la República Popular de China, quien enfrenta con el pelirrojo Trump una batalla comercial que en materia económica ha puesto en vilo a todo el mundo.

La investigación en contra de Donald Trump, así como la exigencia de los congresistas Demócratas, nació de la investigación publicada por el periódico The New York Times, en su edición del 25 de septiembre, lo que nos hizo recordar el famoso caso Watergate, que le costó su permanencia en la década de los setentas en la Casa Blanca, al entonces presidente Republicano, Richard M. Nixon, quien tuvo que salir literalmente por la puerta de atrás, al verse envuelto en tan bochornoso escándalo.

Ya veremos si a Donald Trump, si los Demócratas le hacen lo que el viento le hizo a Juárez, que nada más le movió el sobrero.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.