Agua si hay, lo que falta es la infraestructura: Postlethwaite

Hay agua, pero Baja California sufre por la obsoleta infraestructura para el abastecimiento en los cinco municipios derivado del abandono en el mantenimiento del acueducto Rio Colorado-Mexicali-La Rumorosa-Tijuana; arrancará el nuevo gobierno con 10 proyectos prioritarios en vialidades, transporte, vivienda, tren urbano y tratamiento de aguas negras.

0

Tijuana. – A la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), en la próxima administración estatal, tocará implementar una ambiciosa Agenda Urbana 2020 de la que dependerá el futuro de Baja California, que sufre de enormes rezagos por el prolongado abandono gubernamental.

la propuesta titular de la SIDUE, la arquitecta mexicalense Karen Postlethwaite Montijo, dijo que está consciente de que se requiere de suficiente tiempo para alcanzar los logros planteados, por lo que su plan de trabajo contiene proyectos que responden a las necesidades de los ciudadanos para desarrollar las ciudades (Mexicali, Ensenada, Tecate, Tijuana y Playas de Rosarito) de una manera más eficiente, con sustento firme en la planeación y la definición de las acciones a ejecutar.

 

Particular esmero demanda el rescate del llamado “sur profundo” de Baja California y los temas del agua, tanto el abastecimiento regular a los habitantes de los cinco municipios como el tratamiento de las aguas residuales que son arrojadas a las playas y provocan contaminación; agua hay suficiente, lo que falta es mejorar la infraestructura, porque la actual está muy deteriorada.

 

Puso como ejemplo la Planta de Bombeo Cero (PB-0) al pie de La Rumorosa, consistente en cinco equipos, de los cuales cuatro son usados y uno queda en reserva, pero que actualmente solamente tienen funcionando tres, lo que ha propiciado la disminución en el volumen de agua que “sube” por el viejo acueducto construido hace cuarenta años y que conduce el vital líquido hasta la presa El Carrizo, que sirve de vaso regulador y de allí se surte a Tecate y Ensenada.

 

En este contexto, la propuesta titular de la SIDUE para el siguiente gobierno estatal dijo que está claro que “agua si hay, lo que falta es la infraestructura”, tanto nueva como la rehabilitación de la actual; el Rio Colorado abastece al valle de Mexicali y aporta 1,850 metros cúbicos para Tijuana y la zona costa. “Si Estados Unidos, por sequía, disminuye su consumo, se haría lo mismo del lado mexicano, según lo pactado”.

 

Se refirió a los 10 proyectos prioritarios estratégicos que contiene su Plan de Trabajo, todos de largo plazo que se van validando con el tiempo de la gestión gubernamental para que sean viables, económica y legalmente: Desarrollo integral de El Ciprés, carretera Ensenada-Guerrero Negro, tren urbano Tijuana, validación de ferrocarril Tecate-El sauzal, extensión ferroviaria El Centinela, viaducto Tijuana, plaza nacional de Tijuana, crucero fronterizo Otay 2, programas de vivienda, y saneamiento de las aguas residuales de Tijuana.

 

“Cada uno tiene su temporalidad y grado de inversión, todos estos detonan más allá de un impacto local, dentro de la Agenda Urbana 2020 que incluye 60 proyectos en los que ya se trabajan para desarrollarlos en los cinco municipios, además de los propios que cada municipio lleve a cabo”, expresó Postlethwaite Montijo.

 

Los 5 ejes rectores en los que basará la Agenda Urbana 2020, son: Equipamiento y espacios públicos, movilidad urbana y carreteras, ordenamiento territorial, logística de transporte, rescate del sur profundo y los temas del agua. Sobresale el tema de movilidad urbana en los cinco municipios, como también la logística de transporte público aparejado a la construcción y mejoramiento de vialidades y carreteras.

Deja un comentario