La de Gastélum fue una administración fraudulenta que no representó los intereses ciudadanos: señala regidor

Manuel Rodríguez Monárrez, expresó que la próxima administración heredará una ciudad colapsada en vialidades y con una crisis de inseguridad que la ubica como la más violenta del mundo

0

Tijuana.- La administración de Juan Manuel Gastélum Buenrostro tiene como marca la corrupción y el no representar los intereses de la ciudadanía, expresó el regidor Manuel Rodríguez Monárrez.

El edil, mencionó que la próxima administración heredará una ciudad colapsada en vialidades y con una crisis de inseguridad que la ubica como la más violenta del mundo, de acuerdo a la reciente publicación del medio estadounidense Usa Today.

Tras la sesión extraordinaria de cabildo celebrada el pasado martes y en la que se aprobaron ampliaciones presupuestales, el regidor señaló que en cabildo no se entiende que se está ya de manera legal en etapa de transición y se sigue solicitando más dinero.

“Todo en éste gobierno parece que está marcado por el sello de la corrupción y la opacidad.  Entre los principales problemas que se heredarán serán el colapso en vialidades y la grave inseguridad.

No se vio que se incorporaran predios para fines de uso público, siempre la prioridad fue en este gobierno la venta de terrenos para fines de beneficio; concesiones a compañías de dudoso registro con cuestionables intromisiones de familiares”, manifestó.

Indicó que se denota además una mala fe al no iniciar correctamente el proceso de transición, contrario a lo que sucedió en 2016, cuando meses antes de que Gastélum entrara al gobierno su coordinador ya recibía información, y se les permitía que fueran las veces que quisieran, a la hora que fuera, en horas hábiles y no hábiles

Por otra parte, Rodríguez Monárrez, destacó que debe de transparentarse la aprobación presupuestal que en cabildo se dio para la compra masiva de refacciones vehiculares en 6 delegaciones.

 

“Llama la atención que las 6 delegaciones hagan de forma conjunta la solicitud, ojalá que se transparente a la empresa beneficiada con la compra masiva de refacciones de fin de trienio. Si la consigna es dejar las partidas en cero para que la próxima administración no pueda iniciar operativamente, que lo digan”, agregó.

Comentó que La Mesa, Sánchez Taboada, Centro, Presa Abelardo L. Rodríguez, Presa Este y Otay Centenario, son las delegaciones que solicitaron el presupuesto para la compra masiva de refacciones vehiculares.

Otro tema que debe de investigarse, añadió, es el del gasto que se hizo para adquirir piñatas y dulces para la celebración del Día del Niño, y que asciende a 7.5 millones de pesos.

“Se cierra con la marca de la ignominia, del descredito, desprestigio y del no devengar un sueldo como servidor, ni de dignificar el cargo. Tuvo la oportunidad de vestirse de transparencia y no la aprovecho”, finalizó.

Deja un comentario