Expone experto beneficios de la desalinización de agua de mar para enfrentar escasez hídrica

Raanan Adin, presidente de Israel Water Association, habló de las estrategias implementadas en su país y que han tenido como resultado el no tener falta de agua potable

0

Tijuana.- Las estrategias implementadas en el país semidesértico de Israel para hacer frente a la escasez hídrica que hasta hace apenas unos años se vivía, y que ahora lo ubican como una nación con un superávit de agua, fueron expuestas por          Raanan Adin, presidente de Israel Water Association.

El experto fue invitado por el movimiento Tijuana Innovadora para exponer la problemática del uso del agua residual y las soluciones que se han estado implementando en distintas partes del mundo.

En su ponencia destacó que con la desalinización del agua del Mar Mediterráneo a través de las 5 plantas con las que cuenta, el país no tiene problemas de abastecimiento de agua e incluso envía el recurso a naciones vecinas.

El país, agregó, al contar con una de las plantas desalinizadoras más grandes a nivel internacional ha logrado que el 60% del agua que se consume sea producto de este proceso y que la nación sea considerada una potencia hídrica.

Manifestó que además de la desalinización para hacer frente al abastecimiento de agua, en Israel se ha promovido su reúso y la eficiencia en su consumo.

El ciclo del agua, añadió, es una combinación compleja de los recursos y de los usuarios y se necesita de la cooperación de los ciudadanos para cuidar el líquido, ya que, si esto no se soluciona en conjunto, no habrá tecnología útil para implementarla.

Al referirse a una de las características de las desalinizadoras, mencionó que en ellas se tiene un estricto control para descartar riesgos de afectación al ecosistema marino

Raanan Adin, recomendó entender los retos de la situación del agua en Tijuana y en Baja California y analizar las soluciones que a veces no están limitadas al sector del agua, sino que implican acciones en campos relacionados, como la energía.

Deja un comentario