Vital etiqueta verde para mitigar efectos de cambio climático: CIGA

Son el camino hacia un consumo más limpio y responsable: José Carmelo Zavala

0

Tijuana.- Los devastadores efectos del cambio climático obligan a promover el uso de etiquetas verdes para facilitar que el consumidor tenga el poder de elegir empresas, productos y servicios amigables con el medio ambiente, por lo que los gobiernos deben poner el ejemplo comprándole a empresas sustentables.

Así lo dijo el ingeniero José Carmelo Zavala Álvarez, director del Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA), afirmando que este etiquetado es parte de la ruta a seguir para lograr un consumo más limpio y responsable, además de que permitiría reducir el universo de empresas para una mayor cobertura y eficiencia en las tareas de inspección.

Los consumidores, opinó, somos cada vez más exigentes y cuidadosos con los productos y servicios que patrocinamos con nuestra compra; apenas hace pocos años la mercadotecnia de carros hacía énfasis en el rendimiento de los kilómetros recorridos por cada litro de gasolina, hoy es una variable destacada y buscada por el comprador.

Agregó que, si bien es cierto, el camino de instrumentos económicos y etiquetado verde es un viejo camino en Europa, donde se optó por esta vía como brazo de las regulaciones ambientales, a diferencia de Estados Unidos, cuya regulación ambiental se ha inclinado más hacia sistemas de comando y control, fortaleciendo las tareas de inspección y vigilancia.

“En México es incipiente el etiquetado, los instrumentos económicos y, bueno, la inspección y vigilancia también; la división de competencias entre los tres órdenes de gobierno limita y hace menos eficiente el cumplimiento de la ley”, dijo el egresado del Programa LEAD (por sus siglas en inglés) para líderes comprometidos con el desarrollo sustentable, el cual cursó en el Colegio de México.

Indicó que un pequeño negocio comercial o de servicios, no tiene un consultor ambiental porque no puede pagarlo, pero sí genera residuos como parte de su actividad y vigilar esto es facultad de los tres órdenes de gobierno: Residuos Sólidos Urbanos (RSU) al municipio, Residuos de Manejo Especial (RME) al estatal y Residuos Peligrosos (RP) a la federación.

“Para el pequeño negocio, cumplir la ley puede resultar un reto imposible, así que apuesta a la diosa fortuna para que no le toque una inspección, algo que bien puede cumplirse porque el número de inspectores ambientales en los tres órdenes de gobierno es muy limitado y seguirá así o crecerá con los serios recortes de la federación y su seguro impacto en los gobiernos estatal y municipal”, destacó.

¿Qué sigue?, cuestionó José Carmelo Zavala, la necesidad obliga, de modo que es vital apostar a instrumentos de mercado y construir mercados verdes, para lo cual una herramienta virtuosa son las etiquetas verdes, con información para los consumidores cada vez más inteligentes, que exigen información de los productos y servicios que patrocina.

Claro que también el gobierno tiene un papel que jugar, añadió, por eso es oportuno lanzar un etiquetado verde en productos, servicios y empresas reconocidas por los tres órdenes de gobierno, a las cuales deberían favorecer con sus compras, que son gigantescas, incluso los programas de inspección podrían considerar esto una virtud en sus operativos de campo.

Ayudaría, continuó Zavala Álvarez, a reducir el universo de sujetos regulados y enfocar las inspecciones en quienes no exhiban una etiqueta verde en sus locales; hasta un programa voluntario de etiquetado verde rendiría frutos en el mediano plazo no sólo por las compras de gobierno, sino por el público que prefiere esos negocios y los hace más rentables.

“Los esfuerzos articulados de los tres órdenes de gobierno, los grupos intermedios y la sociedad organizada pueden construir sinergia, logrando un efecto multiplicador efectivo que alimente la esperanza para enfrentar el descomunal reto del cambio climático y su devastador efecto, como amenaza principal a la supervivencia humana”, finalizó.

Deja un comentario