La noche de los nahuales ‖ Benjamín M. Ramírez

0
LA NOCHE DE LOS NAHUALES || Por Benjamín M. Ramírez

Acción Nacional En Baja California, estertores pre-mortem y el sabor amargo de la derrota

 

17/17, 5/5 y un nuevo gobernador para Baja California es el resultado de la elección celebrada en Baja California. En Puebla gana Barbosa.

 

Las redes sociales no minaron las preferencias electorales a favor del partido del presidente de la república. A pesar de las acciones perpetradas por desconocidos en el robo de boletas para “reventar” la elección, se instalaron más del 99.2% del total de las casillas.

 

Ha sido una jornada tranquila y transcurrió en relativa calma.

 

[23: 34] Hora del pacífico, el triunfo de la Coalición Juntos Haremos historia en Baja California es irreversible. Indudable los triunfos en las cinco alcaldías, las 17 diputaciones uninominales y la gubernatura del estado. Carro completo. Jaime Bonilla encabeza la elección a gobernador, según el conteo rápido con un 50.7%, Oscar Vega Marín apenas alcanza el 20.6% del total de votos contabilizados.

 

[23:13] Vega Marín reconocía que los resultados no le eran favorables. Los ciudadanos optaron por un cambio, afirmó.

 

[23:01]  Jaime Bonilla agradece el respaldo a los ciudadanos. No les fallaré, manifestó. Un 48.4% de los votos a su favor, según el PREP.

 

[21:19] El candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia, Jaime Bonilla, se declara vencedor en las elecciones locales de Baja California.

 

[20:54] Acción Nacional asegura que esperará a los resultados oficiales. La diferencia es menor a un dígito, aseguró Ovando Patrón, presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PAN, en Baja California.

 

[20:35]  El líder nacional del PAN, Marko Cortés asegura que fijará postura respecto a la elección, el lunes 03 de junio, para los resultados en Baja California y Puebla, los resultados favorecen a los candidatos de Morena.

 

[19:43] Se presenta denuncia por robo de las boletas de la casilla 1800, contigua, establecida en la colonia Las Delicias, perteneciente al distrito 13, la casilla no se instaló.

 

Acción Nacional perdió su ícono de triunfo, el ejemplo democratizador en el país y el culpable de la debacle fueron las acciones rapaces de quienes gobernaron 30 años y mantuvieron políticas que contravenían al espíritu de lucha que protagonizaron encumbrados panistas que a la postre se convirtieron en una comparsa de oposición al PRI.

 

Baja California deja de ser símbolo y bandera nacional del blanquiazul. La doctrina y su ideología que emanaba principios de alto alcance se han convertido a lo largo de 5 sexenios en escuela putrefacta, mala administración, el cadáver con olores nauseabundo sale a la luz en exhumación ciudadana para luego ser sepultada a fuerza de sufragios.

 

Dos votos de inconformidad contra uno de continuidad pútrida del credo: gobernar para transar.

 

No ganó la democracia, triunfó el hartazgo.

 

Sin duda, la apuesta del Instituto Estatal Electoral, a pesar de su autonomía, era el abstencionismo. Los cuadros azules pudieron haber marcado la diferencia e inclinar la balanza electoral para ganar y retener los espacios de gobierno, situación que no ocurrió. Fue la debacle del color azul.

 

Era sábado 1 de junio y apenas completaban los representantes, llamando a discreción a quienes se rehusaban a incorporarse en una elección que ya olía a derrota.

 

En elecciones pasadas, Acción Nacional se ufanaba de contar hasta con tres representantes por casilla. En la elección del domingo 2 de junio, apenas si se veían, arrinconados, con el rostro compungido y el peso de la derrota al hombro.

 

Para las primeras horas del lunes el triunfo de la Coalición encabezada por Morena es aplastante en contra de Acción Nacional partido que se coloca en estas elecciones locales con estertores pre-mortem con el 74.4% encima: de 3,589 actas capturadas, 3, 577, contabilizadas, de un total de 4,805 actas esperadas.

 

17/17, 5/5 y un nuevo gobernador, en el impensable azul bajacaliforniana.

 

En Mexicali, Tecate, Playas de Rosarito, Ensenada y la emblemática Tijuana, el color azul ha sido opacado y borrado a fuerza de votos.

 

En Tijuana se puede apreciar a un “Patas” disminuido por el peso de los votos en su contra y quien ya puede ver finalizada su aventura en busca de la re-elección en un ayuntamiento que nunca gobernó, en un municipio al que ni siquiera encaminó para ser la mejor ciudad del país.

 

Fue el “Patas” un alcalde que quiso gobernar en ausencia y en un intento vano de buscar la alcaldía nuevamente, sepultó a su partido, al igual que el sacrificado Oscar Vega Marín, el otrora valiente que se aventó a la alberca electoral sin el agua suficiente para poder asimilar la derrota, una brutal derrota para Acción Nacional.

 

El PAN no debe buscar culpable, está en Palacio de Gobierno y dice que duerme tranquilo.

 

Baja California tiene un momento histórico privilegiado para redefinir su rumbo, el rumbo de la paz, de la seguridad, de la concordia y el progreso.

 

Ya es hora de fijar el rumbo en un cambio de estafeta que se antoja urgente, por el bien de todos.

 

Deja un comentario