Los diablos se soltaron, uno a nivel nacional y otro a nivel local ‖ Por: Bernardo S. Cisneros Medina

0
Bernardo S. Cisneros Medina

Los diablos se soltaron, los diablos salieron del infierno este martes 21 de mayo, uno Germán Martínez Cázares, a nivel nacional renunció como Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social, a temprana hora circuló una extensa carta redactada por el ahora Senador morenista con licencia, misiva que corrió como reguero de pólvora a lo largo y ancho del ciber espacio, noticia que causó fuerte revuelo entre la clase política del país (México), al tiempo que en Tijuana, Baja California, Fernando Jorge “El Diablo” Castro Trenti, abdicó a sus 30 abriles de militancia priísta y sin pensarlo demasiado se enlistó en las filas de Morena, en donde ya lo esperaban con los brazos abiertos.

El también ex -panista y ex -Jefe Nacional del Partido Acción Nacional, fue tajante en sus señalamientos al acusar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que encabeza Carlos Urzúa Macías, de injerencia en las políticas que lleva a cabo el IMSS, lo que genera una crisis en la paraestatal de desabasto de medicamentos, de falta de espacios en las clínicas del Seguro Social, de vacantes, de infraestructura, de personal y de empleados sindicalizados que están en el limbo, por ello, Martínez Cázares no se anduvo por las ramas a tal grado que presentó su renuncia con carácter irrevocable.

Mientras que el presidente Andrés López Obrador, ni se inmutó por la súbita dimisión, a tal grado que el político tabasqueño, durante una entrevista banquetera aceptó que días previos Germán Martínez Cázares, le manifestó que pondría pies en polvorosa, lo que a la vez reflejó la crisis que al interior vive el Gabinete Legal y Ampliado del gobierno lópezobradorista.

Pero contrario a lo que pudiera esperarse la renuncia de “Germansito” como máximo mandamás del IMSS, fue recibida con beneplácito entre la clase política, por supuesto entre los opositores al actual régimen federal, quienes esperan que el panistamorenista a quien calificaron como un político apegado a sus convicciones y principios, retorne en los próximos días su escaño en el Senado de la República.

Motivo por el cual, quien entre al relevo en la titularidad del IMSS a nivel nacional, tiene mucho trabajo por hacer con el fin de satisfacer al máximo las demandas tanto de quienes laboran en la dependencia federal como de miles de derechohabientes que pagan sus cuotas obrero-patronales semanalmente.

En tanto que en Baja California, también soplaron fuerte los vientos de “cambio”, ante la también ya esperada renuncia con anticipación de Fernando Jorge Castro Trenti, a su militancia de muchos años dentro del Partido Revolucionario Institucional, y es que este martes 21 de mayo, el famoso “Diablo” Castro Trenti, decidió unirse a las huestes de Morena (PRIMOR), dejando atrás su pasado de “gloria” en el partido tricolor en el cual mantuvo el control y de cuya institución política se benefició y benefició a sus familiares como son los casos de sus hermanos Silvia Justina y Francisco Castro Trenti, quienes aún ocupan cargos públicos.

Ahora sí que “El Diablo” mandó al diablo al PRI y a todas las instituciones del referido partido político, para unirse sin rubor a una pléyade de viejos ex -priistas y a unos cuantos ex –panistas bajacalifornianos, que coptaron a Morena en su corto periodo de existencia dejando sin oportunidad a los verdaderos morenitas quienes están sumamente agraviados por la llegada de tantos oportunistas que hoy en día ven en el movimiento que fundó Andrés Manuel López Obrador, el refugio seguro para continuar en el poder y seguir mamando del presupuesto sin que el propio López Obrador haga algo por impedirlo, pues al contrario lo ve con “buenos ojos”.

Bien dicen los conocedores del entramado priísta, partido que hoy está en desgracia, “El Diablo” Castro Trenti, perdiendo sale siempre ganando, pruebas de ello hay de sobra en virtud de que perdió en la jornada electoral hace casi seis años frente al todavía gobernador del Estado de Baja California, Francisco Arturo Vega de Lamadrid, tras la derrota el famoso “Diablo”, recibió como premio de “consolación” la Embajada de México en Suiza a la cual renunció, para posteriormente ocupar el mismo cargo pero en Argentina.

Con el arribo de Fernando Jorge Castro Trenti a Morena, recuerdo a la entonces candidata Independiente a la Presidencia de México, Margarita Zavala Gómez del Campo, quien llegó a decir que Morena y Andrés Manuel López Obrador, eran los ropavejeros, porque pura ropa vieja recogían, vaya que no le faltó razón, ni motivos a la ex–Primera Dama de México, para hacer tal aseveración, lo bueno es que su servidor lo escuchó, no se lo contaron.

Ay Morena, morenita mía, de ser genuina, pasaste a ser un verdadero basurero, una recicladora de políticos priístas y algunos panistas quemados que renunciaron a sus principios, ¿Cuáles?, por ir en busca del poder que les fue negado en el PRI y en el PAN en los cuales ya no tenían cabida.

Reza el sabio refrán popular “cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro”.

El autor de esta columna ejerce el periodismo desde hace 35 años, es director del portal de internet www.ensenadaladadeportivabaja.net y Licenciado en Derecho egresado de la Universidad de Tijuana CUT, Campus Altamira.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.