Era empleado de hotel de zona norte, donde ocurrió la explosión ‖ Por: Sergio Anzures

0

Ajedrez Político
Cristhian Iván Zavala, encargado de mantenimiento del hotel Campamento en Zona Norte, murió por consecuencia de la presunta irresponsabilidad de autoridades municipales y la compañía de Gas de Tijuana.

El 13 de mayo del presente año se encontraba trabajando normalmente cuando vino la explosión por acumulación de gas en la red subterránea de esa área de Tijuana, y fue impactado gravemente.

Fue llevado a la Cruz Roja y ayer luego de una semana de sufrimiento murió, a pesar de los esfuerzos de los médicos de la benemérita.
A nueve días de la explosión en la Zona Norte, la dirección de Bomberos todavía no tiene el peritaje oficial, lo cual, es sospechoso.

Desde el 14 de mayo del presente año, un día después de la explosión, más de cien negocios de la Zona Norte, entre bares turísticos, comercios y locatarios presentaron un escrito en Presidencia Municipal, Sindicatura y Dirección de Bomberos, para manifestar su preocupación del constante olor a gas proveniente de las instalaciones subterráneas en esa área de Tijuana y que en repetidas ocasiones lo han reportado a la autoridad correspondiente.

Le recuerdan lo sucedido un día antes en la puerta del mencionado hotel, dejando varias personas heridas —entre ellos Cristian Iván— y otros daños.

Por lo que le solicitaron a esas autoridades municipales su intervención a efecto de que Protección Civil y Bomberos realicen una inspección general de la zona a efecto de prevenir cualquier otro incidente que pudiera cobrar vidas.

Al momento no ha habido respuesta y el peritaje de Bomberos sobre la explosión por acumulación de gas no se ha concluido.

Surgen varias preguntas: ¿por qué ha demorado ese peritaje? ¿Bomberos quiere proteger a la compañía de Zeta Gas? ¿Son culpables de la muerte de Cristhian Iván?
Para ingenieros es urgente que se renueve la tubería subterránea de gas de la mencionada compañía en esa y otras zonas de Tijuana, porque puede suceder una explosión gigantesca con muchas víctimas.

Debemos recordar las explosiones por acumulación de gasolina el miércoles 22 de abril de 1992 en la ciudad de Guadalajara, en el barrio céntrico de Analco, muriendo cientos de personas, decenas de desaparecidos y más de 15 mil familias se quedaron sin viviendas.

Empleados de Protección Civil Municipal indicaron a AJEDREZ POLÍTICO que no cuentan con el equipo técnico para monitorear las instalaciones subterráneas de gas.
Incluso, Bomberos debe solicitar apoyo de la compañía para realizar las supervisiones a esa tubería, es decir, dependen de lo que diga la empresa gasera.

En la explosión del lunes 13 de mayo en la entrada del mencionado hotel de la Zona Norte murió Cristhian Iván y nunca sabrá quién fue el responsable, hay una familia que llora y nadie ha sido castigado, todo sigue igual y más explosiones pueden venir.

Deja un comentario