Como en botica buena, hay de todo en esta jornada electoral || Por Bernardo S. Cisneros Medina

0
Bernardo S. Cisneros Medina

Por Bernardo S. Cisneros Medina

Luego del contundente fallo que emitió el 28 de marzo el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ratificando que el próximo gobernador del Estado de Baja California ocupará el cargo dos años y no cinco como lo pretendía modificar en resolución que emitió el Tribunal de Justicia Electoral de Baja California, a petición y por capricho de Jaime Bonilla Valdez ahora candidato del Movimiento de Regeneración Nacional y sus aliados ($$$$), a las 00:00 horas del domingo 31 de marzo arrancaron las campañas para gobernador del Estado de Baja California por dos años, con seis candidatos de los cuales cuatro de ellos presentan una oferta real y dos más dejan mucho que desear por la
manera en como accedieron e inclusive uno de ellos fue gracias a la tibieza, con que actuaron los consejeros del Instituto Estatal Electoral de Baja California.

Pero vayamos por partes, toda vez que el proceso electoral en el Estado de Baja California, parecía salirsele de control al árbitro de la jornada electoral que comenzó en octubre del 2018 en virtud de que pocos días del comienzo de las campañas de los candidatos a la gubernatura, Jaime Bonilla Valdez, antes del 31 de marzo cobijado por el manto protector de su patrón Xicotencatl Leyva Mortera, ex -gobernador del Estado,
intentó bajo sobornos y argucias legales que el Tribunal de Justicia Electoral de Baja California echara para atrás la reforma en la cual los actuales 25 diputados locales, aprobaron por unanimidad que el próximo gobernador de la entidad nada más esté dos años en el cargo como figura decorativa, ante la exigencia ciudadana de empatar las elecciones federales con las estatales como sucede actualmente en otros estados de nuestra República Mexicana.

Con la venia de Leyva Mortera (priísta), considerado el peor y más cuestionado de los gobernadores de Baja California, Bonilla Valdez y sus secuaces comenzaron a mover la maquinaria y con sobornos intentaron convencer a algunos legisladores bajacalifornianos para que convocaran a un periodo extraordinario de sesiones y votaran por otra nueva reforma electoral a fin de que el siguiente mandatario estatal durara cinco y no dos años en cargo.

En aras de lograr sus mezquinas intenciones Bonilla Valdez como buen y fiel prestanombres de Xicotencatl Leyva Mortera, recurrió al Tribunal de Justicia Electoral de Baja California cuyos integrantes votaron por unanimidad que en la Jornada Electoral del 2 de junio próximo los bajacalifornianos con derecho a voto elegirían a un mandatario por cinco años y no de dos como originalmente se aprobó por los 25 congresistas.

Tras el fallo del citado tribunal partidos políticos, ciudadanos y algunos organismos de la sociedad civil se inconformaron y apelaron la decisión ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuyos magistrados de la Segunda Sala Superior con sede en Guadalajara, Jalisco, el 28 de marzo revocaron por unanimidad el fallo de su contra parte, echando por tierra las intenciones nada buenas de Jaime Bonilla Valdez, respetándose además la Soberanía del Estado de Baja California y del Congreso bajacaliforniano que tiempo y forma aprobó que reiteramos que el próximo gobernador durará dos años en su mandato.

Ante el contundente revés que sufrió Jaime Bonilla Valdez, el último día de plazo que el IEEBC marcó para el registro de candidatos a gobernador, bajo la imposición de la dirigencia nacional de Morena y de Andrés Manuel López Obrador, dueño absoluto del referido movimiento, el “empresario” solicitó su registro el cual fue avalado en sesión extraordinaria del IEEBC, la tarde-noche del sábado 30 de marzo.

Cuatro con posibilidades, los otros dos cuestionados:

De los seis candidatos que desde los primeros minutos del domingo 31 de marzo salieron a las calles de los cinco municipios de Baja California en busca del voto de los electores, José Óscar Vega Marín (PAN), Ignacio Anaya Barriguette (PBC), Héctor Guillermo Osuna
Jaime (Movimiento Ciudadano) y Enrique Acosta Fregoso (PRI) son quienes realmente tienen mayores posibilidades de obtener el triunfo en las urnas el primer domingo de junio, debido a que fueron electos Vega Marín y Acosta Fregoso, por parte de sus respectivas militancias, no así Anaya Barriguette y Osuna Jaime quienes fueron ungidos por el “dedo del señor”, pero sin cuestionamientos.

Mientras que Jaime Bonilla Valdez, quien dicho sea de paso enfrenta una demanda laboral interpuesta en su contra por la periodista María Guadalupe Lourdes Maldonado López, quien acusa al antes citado de utilizar argucias legales y su poder “económico” para no pagarle a la comunicadora su indemnización, fue impuesto en contra de la voluntad de los integrantes del también llamado partido guinda, como su candidato a la gubernatura del Estado de Baja California.

Imposición que provocó una severa división de Morena en Baja California, que vino a agravar la crisis profunda que padece a nivel nacional por la también cuestionada imposición de Luis Miguel Barboza como candidato a la gubernatura del Estado de Puebla que tendrá elecciones extraordinarias tras el fatal deceso de la gobernadora Martha Éricka Alonso y su esposo el senador y también ex –mandatario poblano Rafael Moreno Valle, el pasado 24 de diciembre del 2018.

En tanto que en el Partido de la Revolución Democrática de Baja California, no hacen malos quesos, toda vez que fue impuesto Jaime Cleofas Martínez Veloz como aspirante a la gubernatura del Estado de Baja California, pese a que prácticamente estaba amarrado el ex –futbolista tijuanense Fernando Arce Ruiz, personaje allegado a Jorge Hank Rhon, zar de los juegos de azar en gran parte de la República Mexicana.

Martínez Veloz, quien como chapulín, sin una pisca de calidad moral y como buen oportunista, luego de hacer su berrinche y sin renunciar a su “militancia en Morena”, (¿era “El Compa Veloz” militante de Morena?), en menos de un mes el oriundo de Torreón, Coahuila, juró y perjuró respetar los estatus del Partido del Sol Azteca, que lo hizo su candidato al gobierno del Estado de Baja California.

Tibieza del IEEBC:

Y aunque los Consejeros del Instituto Estatal Electoral de Baja California, que preside Clemente Custodio Ramos Mendoza, tuvieron el pasado sábado 30 de marzo la oportunidad de anular la solicitud de registro de Jaime Cleofas Martínez Veloz a candidato a Gobernador del Estado de Baja California por no haber renunciado el antes mencionado a su “militancia a Morena”, a los árbitros de la contienda electoral les temblaron las corvitas y aceptaron la solicitud de registro del “Compa Veloz”, desechando la impugnación del representante de Morena ante los órganos electorales, quien externó su malestar.

El autor de esta columna es periodista desde hace 35 años, es director del portal de internet www.ensaladadeportivabaja.net y es Licenciado en Derecho, egresado de la Universidad de Tijuana CUT, Campus Altamira.

Deja un comentario