LA NOCHE DE LOS NAHUALES || Por Benjamín M. Ramírez

2019, AMLO, ZONA LIBRE O ESPERANDO A GODOT…

1

2019, AMLO, ZONA LIBRE O ESPERANDO A GODOT…

 

La mañana del día uno de enero me levanté muy contento después de las fiestas de fin de año. Entre unas cosas y otras —la euforia decembrina apenas estallaba—, como cohetes explosionando en San Juan Chamula, en el mercado de Veracruz, en Tultepec o en Otumba, y con ese regocijo me acerqué a cargar gasolina.

 

Era la mañana del primer día del año.

 

Entusiasmado y loco de contento me acerqué a la primera gasolinera que encontré en el camino. Por más que vi, revisé y volví a leer los precios de los combustibles éstos no habían cambiado: ni disminuido en su costo ni aumentado.

 

Buenas noticias, exclamé. Por fin, el primer año que no despertamos con un aumento en los combustibles. Recordaba que en la víspera del año nuevo no observé la fila hilarante de conductores presurosos en “llenar el tanque” ante los acostumbrados incrementos en los precios, típicos en la llamada “cuesta de enero”.

 

¿Y los nuevos precios? ¿Éstos no bajarían por decreto presidencial? Debieron entrar en vigor en las primeras horas del día uno y ya son las siete de la mañana. Mala suerte.

 

No compré más gasolina que la necesaria para dos o tres días, acostumbrado a “llenar el tanque”.

 

Sorpresa la mía cuando en el transcurso del día y de los siguientes los precios empezaron a disminuir. No. No se trataba de las absurdas bromas del día 28 anterior. Los precios no sólo habían permanecido inamovibles en el inicio de año sino que iban a la baja. Dos pesos en unas horas y hasta en trece pesos, según algunos medios informativos.

 

¿Un milagro? ¿Los movimientos del mercado global? ¿Y el dólar? Éste último también a la baja. Muchos de mis contactos en mis redes sociales me reclamaban afirmando que el día de los inocentes ya había pasado. Y que si se trataba de una broma ésta era de mal gusto.

 

Incluso hasta hoy se forma una fila interminable, afectando los comercios aledaños, en una gasolinera ubicada frente a la Macroplaza, aquí en Tijuana. Supongo que es la “gotera” que expende los combustibles con los precios más bajos en esta frontera.

 

Razón de pesos y… centavos.

 

Por lo pronto, me alcanza para comprar más con menos, o los mismos litros pagando menos.

 

¿Y la inflación? ¿Debería ir a la baja?

 

¿Esto es ilusorio? ¿Un sueño? ¿El preludio de una pesadilla? ¿Viene algo fuerte en contra de la economía? ¿Tienen argumentos los dueños de los capitales que se han anclado en España?

 

¿Y el desabasto de combustible en las tierras azules? ¿Tiene que ver con el robo de combustible?

 

¿Y el IVA?

 

Al menos algunas tiendas de autoservicio anunciaron que la disminución del impuesto al valor agregado debe impactar de manera positiva en el consumidor. Y ellos están en la mejor disposición de que así sea.

 

En otro rubro, engarzado a esta ficción en año nuevo. Este inicio de semana el Jefe del Ejecutivo Federal anunció la creación de la Zona Libre de la Frontera Norte con el que se pretende incrementar la generación de empleos e impactar de manera positiva en los sectores económicos y productivos. Baja California, la más posicionada para recibir los altos dividendos del programa.

 

Aunado a la disminución del IVA del 16% al 8%, también se dejará sentir en la franja fronteriza la deducción del ISR al 20%,  y se verán reflejados sus beneficios en amplios sectores.

 

Sin duda, 2019 ha iniciado y ha iniciado bien.

 

En otro tema: lo que sigue en puerta y con visos más que claro es que Acción Nacional perderá lo que ha usufructuado durante 5 sexenios. Ha hecho todo para dejar en manos de MORENA este enclave blaquiazul, icono nacional, baluarte y otrora orgullo del PAN.

 

El golpe definitivo lo ha infligido Kiko Vega, porque con él: “La gente manda”.

 

Veremos en los próximos días las convocatorias y las respuestas ciudadanas frente al desaseo en el manejo de la cuenta pública, tanto en las arcas estatales como en las municipales. Por lo pronto ya se anuncia una megamarcha. Sin hablar del disentir del magisterio y de los burócratas.

 

Y la deuda eterna: la seguridad pública.

 

Este es el tema más sensible en la población. No puede haber desarrollo sin seguridad, ni libertad frente al miedo.

 

Lo afirmó Ruth Zavaleta en el programa “Según ellas”, que modera Azucena Uresti: ¿Estábamos mejor cuando estábamos peor?

 

Pero la nota la da siempre Xóchitl Gálvez quien, en ese mismo segmento, exigió a la administración obradorista dar respuesta a la ola de crímenes registrados en los primeros días del sexenio. Sólo recordarle que Acción Nacional tuvo 12 años, y el tricolor 6, y en 18 años los crímenes han ido a la alza.

 

Termino con la vaguedad, el caos y el sinsentido de la obra teatral de Samuel Beckett, “Esperando a Godot”, quizá la 4TA TRANSFORMACIÓN sea un espejismo, un sinsentido, un absurdo, a la manera de Beckett: sí. Sí lo es.

Y este absurdo está en un presidente que devuelve un pago de más, viaja en vuelos comerciales, no goza de la parafernalia del Estado Mayor Presidencial, que ha evidenciado el robo de combustible institucionalizado a pocos días de iniciar su gobierno, que ambiciona posicionar los servicios de salud tal como se brinda en Canadá y en Reino Unido, que ha aumentado el salario mínimo en un porcentaje nunca visto en los últimos años, —en aumentos irrisorios no mayor a tres pesos—, que no contempló nuevos impuestos… Sí, completamente absurdo en este pueblo sin esperanzas.

 

Y lo peor, con esta política nueva de ejercer el mandato, en Baja California y en otros estados, se contempla gravar a la población con más y nuevos impuestos.

 

He aquí parte del absurdo en “Esperando a Godot”.

 

VLADIMIR: Entonces, ¿qué hacemos?

ESTRAGON: No hagamos nada. Es lo más prudente.

VLADIMIR: Esperemos a ver qué nos dice.

ESTRAGON: ¿Quién?

VLADIMIR: Godot.

[…]

ESTRAGON (inquieto): ¿Y nosotros?

VLADIMIR: ¿Qué dices?

ESTRAGON: Digo, ¿y nosotros?

VLADIMIR: No comprendo

ESTRAGON: ¿Cuál es nuestro papel en este asunto?

VLADIMIR: ¿Nuestro papel?

ESTRAGON: Tómate tu tiempo.

VLADIMIR: ¿Nuestro papel? El del suplicante.

ESTRAGON: ¿Hasta qué extremo?

VLADIMIR: ¿El señor tiene exigencias que hacer valer?

ESTRAGON: ¿Ya no tenemos derechos?

(Risa de Vladimir, quien se reprime como antes. Mismos gestos, salvo la sonrisa)

VLADIMIR: Me harías reír, si me estuviera permitido.

ESTRAGON: ¿Los hemos perdido?

VLADIMIR (con claridad): Los hemos vendido.

(Silencio. Permanecen inmóviles, con los brazos colgantes, la cabeza sobre el pecho, las rodillas dobladas)

ESTRAGON (débilmente): ¿No estamos atados, verdad?

1 comentario
  1. Naomi Lopez dice

    El año empezó “bien”,el cambio no llega de la noche a la mañana, esperemos que si exista un cambio y no otra herida disfrazada de falsas ilusiones y esperanzas poco favorables para la sociedad que día con día va en decadencia. Los políticos ni ellos mismos se dan abasto,solo roban sin importarles el daño que le hacen al pueblo,solo se la viven montando espectáculos absurdos y lo que mas impresiona son las contestaciones tan estúpidas que dan para tratar de resolver un problema al cual ellos mismos le dieron entrada libre,solo hay un nombre: corrupción. Esperemos y este nuevo gobierno sea la excepción.

Deja un comentario