Diario digital, con noticias de Tijuana y su región metropolitana

Cómo identificar el herpes labial

0

Ciudad de México.- El conocido “fuego labial”, es una infección viral frecuente; se estima que alrededor del 85 por ciento de la población lo padece y se manifiesta por pequeñas ampollas llenas de líquido  sobre los labios o alrededor de ellos, usualmente se presenta cuando baja el sistema inmunológico.

 

El especialista en epidemiología, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Jorge Enrique Gil Miranda, explica que, el también llamado herpes labial , tiene cura de dos a cuatro semanas sin dejar cicatriz, sin embargo, puede contagiarse con facilidad con el contacto cercano de una persona a otra, por ejemplo al besarse.

 

En un inicio se puede sentir hormigueo o picazón en el área  -borde de labios con piel de la cara-, después surgen ampollas que supuran luego de días y se observan como costras y paulatinamente van desapareciendo.

 

Algunas exposiciones clínicas que se pueden presentar son fiebre, encías erosionadas y dolorosas, molestias en garganta, cabeza y músculos e incluso inflamación en los ganglios linfáticos.

 

Por lo regular se quita sin tratamiento, sin embargo el experto recomienda consultar al médico cuando quien lo padece se encuentra bajo en defensas, si en dos semanas no se tiene algún cambio favorable, o bien si se presenta irritación en los ojos o aparecen de manera recurrente.

 

La recomendación especial es evitar dar besos, tener contacto físico con otras personas,  en especial con los menores de edad, ya que ellos no pueden tener los debidos cuidados y pueden contagiarse otras partes del cuerpo.

 

Otros de los consejos son evitar compartir objetos personales como pañuelos, toallas, vasos o cubiertos, cosméticos, mantener las manos limpias,  así como evadir la exposición solar.

 

Para reducir la presencia del herpes es necesario se mantenga una buena alimentación, controlar cualquier enfermedad presente, disminuir el estrés, la fatiga, el sedentarismo, desvelos, consumo de alcohol y tabaco.

 

El médico agrega que de no atenderse o de no tener los debidos cuidados se puede propagar a otras partes del cuerpo, a los dedos y ojos; quienes cuentan con sistema inmunitario debilitado puede llegar a afectar la médula espinal y el cerebro, concluye.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.