Julio César Chávez volvió a ponerse los guantes

0

El gran campeón mexicano Julio César Chávez, dio muestras de que su calidad en sus puños aún la posee a sus 55 años de edad, luego de que el viernes pasado volvió a subirse a un ring de boxeo y brindó un verdadero espectáculo a los aficionados presentes.

Considerado por muchos como el mejor boxeador latino en la historia, Julio César Chávez, se presentó en la Arena Itson en su natal Ciudad Obregon, Sonora, en donde se midió en una pelea de exhibición ante René el “Inmortal” Pineda, en una cartelera realizada por ARA Promotions. El legendario en los dos rounds que duró la pelea demostró su buen repertorio de golpes y la técnica intacta.

Los tradicionales golpes a la zona hepática fueron constantes ante su rival René el “Inmortal” Pineda, quien pegado a las cuerdas intentaba resistir para no visitar la lona, pero no solamente fue eso, sino el “mr nocaut” también dio una cátedra de lo que es la defensa y dejó ver que lo que bien se aprende jamás se olvida, pues el bending al momento de quitarse algunos embates le funcionó como en sus mejores años.

Ante la gran exhibición, el público se entregó al gran campeón mexicano brindándole sus aplausos y un sin fin de ovaciones a quien tantas alegrías le regaló a un país entero y en general a todos los aficionados al boxeo.

UNA SEGUNDA PELEA

Luego de que Chávez terminara su pelea ante René “Inmortal” Pineda, fue retado por otro peleador el cual se miraba fuera de forma física. La campana volvió a sonar y el campeón mexicano hizo estallar de júbilo de nueva cuenta para los aficionados, pues esta ocasión su rival visitó la lona en dos oportunidades previo a que el tercero en la superficie detuviera las acciones.

“Agradezco de corazón, soy sonorense, nací en Ciudad Obregón y sonorense me voy a morir. Estuve muchos años inactivo, ahora tengo 55 años, lo hago con gusto y empeño, aunque sea les regalé un poquito de lo que quedó del gran campeón mexicano”, expresó el ex campeón del mundo al término de la contienda.

El combate de exhibición de Julio César Chávez, contó con la narración de sus compañeros de TV Azteca Eduardo Lamazon y Carlitos Aguilar, quienes le pusieron aún más emoción a cada una de las acciones arriba del cuadrilátero.

Finalmente, el gran campeón mexicano mencionó que el evento se llevó a cabo con el objetivo principal de mandarle un mensaje a la juventud para que se den cuenta de que se es posible vivir sin drogas ni alcohol, tal como él lo ha estado haciendo en estos momentos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat