Opinión- LA NOCHE DE LOS NAHUALES- Benjamín M. Ramírez

BARCELONA: Yo y mis circunstancias.

De Sun Tzu al salón de clases.

 Benjamín M. Ramírez

Ortega y Gasset, filósofo español, acuñó la frase que lo convirtió en inmortal: “Yo soy yo y mis circunstancias”. Con esta frase intento comprender lo sucedido con el atentado en Barcelona. Las cosas y las explosiones no se dan al azar. Apuntalando el principio filosófico: “De la nada, nada surge”. Todo es circunstancial y en el medio, el individuo.  Aún más, para comprenderlo en cabalidad, en cada atentado, habría que tener la perspectiva de Jean Paul Sartre: “El infierno son los otros”.

 

Ante estos lamentables hechos han surgido sin duda, un número impresionantes de pronunciamientos de los líderes más notables de la comunidad internacional. En dichas manifestaciones es indudable el condenar los acontecimientos funestos en las que pierden la vida personas inocentes y otras más, salen heridas, lastimadas seriamente en su integridad corporal. Lamentable, sí; condenable, también.

 

El respeto a la vida y a la integridad personal ya es un derecho humano que muchas legislaciones en el mundo han suscrito a raíz de innumerables acuerdos en torno a las garantías mínimas que como personas debemos poseer y que el Estado debe garantizar.

 

La vida es un derecho fundamental, raíz sin la cual los demás derechos no pueden tener cabida. La muerte es irreparable dejando sin sustento a todos los demás derechos que carecen de sustancialidad.

 

Sin embargo, habría que remontar los motivos que originan este tipo de ataque a la vida. No se ataca a una ideología o a un enemigo con precisión. Se ataca a personas para enviar un mensaje a las instituciones o entidades estatales o corporativas sobre la demanda de determinados intereses.

 

Infundir el terror es una estrategia de guerra. Es una doctrina tan antigua como el oficio más antiguo del mundo. Mantener inmovilizado al enemigo, dañarlo para que ceda a intereses explícitos. Y no es exclusivo de ISIS o el Talibán, o ciertos regímenes dictatoriales. El terrorismo es selectivo, preciso y cruel.

 

Es cierto. Hoy ha sido Barcelona. ¿Y las demás locaciones en donde ha estallado más de una bomba? ¿Los muertos? Cierto. Una muerte es demasiado. ¿Y los miles de muertos en Kabul, Kartum, Nairobi, Siria, Damasco, Alepo, Estambul, Tailandia?

 

¿Cuál debe ser la lectura sobre estos acontecimientos? ¿Hay atentados más importantes que otros? ¿La vida de diez personas segadas en Barcelona, Londres o París es más importante que la vida de ochenta niños en Siria? Porque el mundo, el de los grandes líderes han reaccionado de forma diferente. Indiferencia en unos atentados y rasgándose las vestiduras en otros. 

 

En otro tema. Miles de niños devuelven a las aulas sombrías y silenciadas la alegría de la vida y el murmullo de la esperanza. Retorna el reto al aula. De la implementación del Nuevo Modelo Educativo, AME.

 

Un modelo tan nuevo como el vetusto Matusalén. Cambios con sentido de retroceso. Un modelo que se aplica desde y en el escritorio. La realidad en el aula es diferente a las circunstancias presidenciables de un Secretario de Educación que no ha bregado entre los retos que supone el salón de clases. 

 

Es por ello que, en estos días de planeación, de implementación y de estrategias quiero acercar un par de ideas a todos los maestros desde Sun Tzu.

 

Sun Tzu, en su libro “El arte de la guerra”, proporciona un sinnúmero de recomendaciones o de indicaciones para salir airoso del campo de batalla. El guerrero debe, entre otras muchas cosas conocer el terreno, a su oponente, las condiciones del clima, a sí mismo, saber en qué momento debe iniciar la batalla o de retirarse; en suma, ser un estratega. En cuanto al mando, deben tenerse en cuenta la inteligencia, honradez, humanidad, coraje y severidad.

 

Estrategia tiene su origen en la palabra griega ejército; estrategia: arte de dirigir las operaciones militares.

 

Retomando a Sun Tzu el docente debe conocer las estrategias de enseñanza y de aprendizaje como un guerrero que se prepara, según las condiciones, para el trabajo en el aula. Si se avanza sin una estrategia determinada, tú mismo te destruirás en la batalla. De ahí, la importancia de conocer los elementos y procesos del diseño.

 

¿Cuáles son las actividades de enseñanza que permiten un aprendizaje significativo? ¿Qué actividades de aprendizaje son las más pertinentes y significativos para los alumnos?

 

Para responder a las preguntas será necesario precisar con algunas definiciones comúnmente aceptadas: Enseñar es la transmisión de conocimientos, ideas, experiencias, habilidades o hábitos a una persona que no los tiene; conocimiento, idea, experiencia, habilidad o conjunto de ellos que una persona aprende de otra o de algo. Mientras que aprendizaje es: adquisición del conocimiento de algo por medio del estudio, el ejercicio o la experiencia, en especial de los conocimientos necesarios para aprender algún arte u oficio.

 

La diferencia radicará sin duda en que el estudiante aprenda por sí mismo. Porque el docente puede dictar una clase magistral o expositiva o guiar a una práctica de campo, lo ideal sería que el alumno aprendiera y que este conocimiento lo asimilará de por vida, que tuviera una validez a largo plazo, que fuera pertinente.

 

Sin embargo, el docente puede preparar la mejor de las actividades de enseñanza pero si en el aula no se propicia el ambiente de aprendizaje, o si las condiciones atmosféricas inciden de forma determinante en dicho ambiente o depende de los ánimos del sujeto que aprende o del que enseña el conocimiento no será evidente.

 

Terminaría con una frase última de SunTzu: “Para los que saben, comenta el estratega Cao Cao, es ventajoso; para los que no saben, es peligroso”.

 

Benjamín M. Ramírez.

Es profesor de Educación media Superior. Candidato a Maestro por la Universidad Pedagógica Nacional, UPN. Cuenta con una amplia trayectoria como profesor universitario. Ha sido profesor de Opinión Pública y Propaganda. Posee con una especialidad en Filosofía. Colabora esporádicamente en algunos medios regionales del sur de Veracruz. Ha sido corresponsal en Radio en su natal Veracruz. Es experto en temas electorales y propaganda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOS Y REDES SOCIALES

Facebook: Benjamín M. Ramírez

Twitter: @motenehuatzin

e-mail: Motenehuatzin@hotmail.com



 

Abrir chat