¿Por qué Chiapas? La otra frontera. El templo de Salomón. El reto para los priistas.

En las próximas semanas la efervescencia política estará a todo vapor en virtud de los lineamientos que surjan a partir de la Asamblea Nacional del tricolor. Por lo que el Frente Amplio Opositor que aglutina al panismo, perredismo y Convergencia se verá obligado a partir de la propuesta priista a ajustar sus acuerdos, apuntalando acciones para enfrentar así al que parecerá ser un rival de gran calado.

 

La derrota del PRI parece ser inevitable. Y no es para menos. El hartazgo social, la falta de oportunidades, de empleo para todos, pero principalmente para los jóvenes, constituye una bomba de tiempo que habrá de recalar en las principales muestras en las encuestas nacionales con miras a la jornada del 2018.

 

Una recién egresada de la carrera de ingeniera me preguntó: — ¿Y ahora qué hago? Llevo meses y semanas enteras y ni siquiera he podido concretar una entrevista.

 

¿Y la delincuencia? La sangre corre a lo largo y ancho de la república mexicana. Incluyendo entre las víctimas a menores de edad cuya única culpa es estar en el lugar y momentos incorrectos.

 

Francisco Labastida Ochoa, Ex-Senador y ex-gobernador de Sinaloa ha manifestado su preocupación de que el priismo nacional se encuentra marcado por la derrota en los próximos comicios nacionales. Conoce, sin duda, de primera mano el sabor de la derrota después de la experiencia de las elecciones de julio de 2000.

 

Y la situación no está para más. Los cambios estructurales, principalmente en lo que se refiere al Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, han dejado muchas puertas abiertas para los amantes del delito y el beneficio de la plutocracia.

 

El ciudadano esperaba una disminución drástica de los miles de delitos que se cometen a diario en el país y el castigo efectivo para quienes incurren en los ilícitos. Los resultados de las primeras acciones de justicia en las sentencias impartidas bajo el esquema de la oralidad han sido benevolentes con los delincuentes y muy parcos con las víctimas. Si te portas mal te va bien. Los ejemplos son muchos. Tal como lo han mencionado los expertos en el tema, el sistema de justicia penal acusatorio es una puerta giratoria.

 

Así, bajo esta misma afirmación se da cuenta que en un dos por tres, quien ha sido señalada como la “novia” de Javier Duarte de Ochoa, ex–gobernador de Veracruz, Xochitl Trees, ha sido dejada en libertad pagando una irrisoria fianza de aproximadamente cuarenta mil pesos a pesar de todo el daño ocasionado al patrimonio a las arcas públicas del estado de Veracruz. Completamente irrisoria la cantidad en virtud de los miles de millones desviados.

 

Saben los malhechores de las bondades de la justicia actual, incluyéndose el nuevo catálogo de delitos considerados no graves, la flagrancia en el ilícito y la presunción de inocencia.

 

La representación social en el que se engloba a los agentes del ministerio público, — y a toda la burocracia de justicia— acostumbrados al viejo esquema, a la falta de experiencia, quizá hasta en habilidad verbal y de persuasión, llámese oratoria, elocuencia o retórica; acostumbrados a tratar con monosílabos e improperios a los presuntos culpables, no pueden sostener los argumentos a favor de las víctimas lo que provoca que el delincuente salgan en menos tiempo del que duró la consignación. Los abogados no saben argumentar ni suelen buscar nuevas interpretaciones, refiere el especialista Juan Antonio Cruz Parcero.

 

La sociedad debería reclamar a sus legisladores una revisión exhaustiva al nuevo sistema de justicia. Una revisión que plasme de manera concreta a la aplicación correcta de la justicia y de la ley.

 

¿Por qué Chiapas? Tal como lo he manifestado en la entrega anterior Chiapas es un estado en el que el tiempo no pasa. No importa. Se refleja desde que ordenas los alimentos en cualquier establecimiento en el restaurante más concurrido y recomendado hasta la fondita más disimulada. Hay muchas maravillas naturales y sociales que disfrutar en este emblemático estado. Sólo me queda la inquietud de que muchas situaciones, principalmente las de orden social y de justicia me deja un amargo sabor de boca.

 

Hablo a partir de quienes han amasado su fortuna a costa del sacrificio de los migrantes. Por cruzar a los centroamericanos se cobra alrededor de los quinientos pesos. Sin considerar todas las penalidades y vejaciones por las que los ilegales tienen que atravesar.

 

En la otra frontera, no existen túneles, no hay alambradas, no hay muros. La convivencia entre mexicanos y guatemaltecos es más que cordial. Hay interdependencia. Movilidad social entre una nación y otra. Se reconoce al extraño. Se le permite el paso. Quizá se deba extremar cuidado por “los maras”, por la propia selva y vegetación desconocida, a la fauna nociva, a los caminos desconocidos, al miedo a  perderse en la selva y volverse loco.

 

En la otra frontera no hay garita, ni vigilancia extrema. No hay ley. Sólo una patrulla desvencijada con un elemento que se encarga más de que los vehículos se estacionen correctamente a vigilar y coptar el libre tránsito y de mercancías que a nadie escandaliza.

 

No quiero terminar sin externar mi opinión sobre el desafortunado papel demostrado por el Ejecutivo frente a su homólogo estadounidense quien en más de una ocasión le denomino Enrique cuando éste se refería a él como presidente. Más irrisorio aún la actitud clara de sumisión al que fue sometido principalmente cuando Trump hace alusión a las acciones del Ejército mexicano siendo el presidente Peña Nieto el Comandante en Jefe de las Fuerzas armadas. —Nosotros podemos hacer lo que sus elementos no han hecho por miedo, refiere Trump al Águila, cinco estrellas mexicano.

 

Concluyo. Un nuevo motivo para visitar Chiapas será la réplica del Templo de Salomón que se ubicará en Tapachula Chiapas. La construcción de este centro turístico y religioso tendrá un costo de alrededor de los 200 millones de dólares. Así que ya tendremos nuestro propio “Muro de los Lamentos” frente a la masacre diaria que sufre el pueblo mexicano.

 

Elevo una oración para que no construyan el fuerte de Masada.

 

Benjamín M. Ramírez.

Es profesor de Educación media Superior. Candidato a Maestro por la Universidad Pedagógica Nacional, UPN. Cuenta con una amplia trayectoria como profesor universitario. Ha sido profesor de Opinión Pública y Propaganda. Posee con una especialidad en Filosofía. Colabora esporádicamente en algunos medios regionales del sur de Veracruz. Ha sido corresponsal en Radio en su natal Veracruz. Es experto en temas electorales y propaganda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOS Y REDES SOCIALES

Facebook: Benjamín M. Ramírez

Twitter: @motenehuatzin

e-mail: Motenehuatzin@hotmail.com

Abrir chat