Prevén desaceleración económica para 2018

0

Bank of America Merril Lynch estimó que la economía mexicana crecerá 1.8% en 2017 y se desacelerará a 1.3 en 2018.

Esto por efecto de las políticas monetaria y fiscal implementadas por el Banco de México y la Secretaría de Hacienda (para controlar la inflación y consolidar las finanzas públicas), y por la incertidumbre sobre el resultado de la renegociación del TLCAN y de las elecciones federales de 2018.

El economista en jefe de BofA Merril Lynch para México y Canadá,Carlos Capistrán, explicó que los incrementos a la tasa de referencia del Banco de México, la cual se encuentra en 7%, se trasladarán a las tasas de interés de bancos y otros establecimientos comerciales, lo que inhibirá el consumo.

Por su parte, el programa de consolidación fiscal, que consiste en disminuir los requerimientos financieros y en recortar el gasto del sector público para reducir el déficit y estabilizar la deuda como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), le restará estímulos a la actividad económica; también afectará el potencial de crecimiento económico, explicó el especialista. 

INVERSIONES ESTÁN EN PAUSA

Y la incertidumbre sobre el resultado de la negociación del TLCAN y de las elecciones federales de 2018, ha propiciado que los inversionistas detengan proyectos de inversión importantes.

Este hecho también contribuirá al magro crecimiento económico de México este año y a la desaceleración de la actividad económica mexicana durante el próximo ejercicio fiscal”, comentó.

Durante su exposición, Carlos Capistrán, aclaró que las políticas monetaria y fiscal implementadas por el banco central y la Secretaría de Hacienda fueron necesarias para mantener la estabilidad económica y financiera del país, pero tendrán un costo que habrá qué pagar con desaceleración económica.

Comentó que otro factor que podría contribuir a la desaceleración de la economía mexicana es la inflación, dado que aun cuando se prevé que alcance su pico máximo en agosto y luego comience a disminuir, afectará el poder adquisitivo del salario y por tanto el consumo y la actividad económica del país.

El economista destacó que la única posibilidad de que México mantenga tasas de crecimiento mayores a 2%, como las de 2016 y en el primer trimestre de 2017, es que las exportaciones mexicanas, de automóviles nuevos, mantengan su ritmo, lo que se ve difícil, dado que el consumo de esos bienes está disminuyendo en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.