#ELCÍCLOPE #POLIFEMO #OBRADOR

En los últimos años no se ha registrado en la historia de la política mexicana un aspirante a la presidencia de la República tan tenaz como Andrés Manuel López Obrador, AMLO.

Al menos, sus contrincantes — y desde el gobierno—, deben reconocerle un conjunto de bondades y de méritos que no cualquiera los tiene. Enfrentarse al poder como individuo no ha de ser cosa fácil y, hoy más que nunca, tampoco lo será para AMLO.

El tabasqueño se enfrenta a enemigos tan poderosos con tantos recursos y medios a su disposición que, cualquiera en su lugar, ya habría desistido. Sin embargo, los 12 años de lucha por la presidencia lo han catapultado, como un rival difícil de vencer, reto que ha obligado al sistema y sus plutócratas a buscar las argucias más sofisticada para que este rival caiga por su propio peso.

Tan es así que han puesto en la agenda informativa los más de 100 días de protestas en Venezuela, cierto o no; ha sido y será una trama al que se le sacará partido. El riesgo del populismo se escucha en cada esquina.

Los medios tienden a “agendar” y “gestionar” e “inyectar” las noticias cuyos contenidos cumplen un fin específico. En este caso, emplear discursos e imágenes que impidan las metas del único adversario.

 ¿Por qué Venezuela?

Porque Venezuela con sus cien días de protesta es alimento para la inteligencia de Ulises en el poder. Es un país con nuestra propia lengua, la sentimos nuestra, cercana, como si fuera México. Y no lo es.

Los venezolanos, al igual que México trazaron el derrotero de su destino, lo consintieron. La apatía y la credulidad a lo que se presentaba como bueno no fue rechazado. Y puedo pensar que a una inmensa mayoría no les interesa la política, ni el gobierno, ni la economía. Creyeron lo que el gobierno les vendía como cierto.

Tan importante es Venezuela que se han dejado sentir a través de diversos medios la paranoia del populismo. Los cien días de protestas con sus muertos nos hará ver el albur de inclinarse por quién —aseguran desde sus trincheras oficialistas— no trae sino sólo la polarización de la sociedad, la desigualdad…

Lo raro del caso es que las ideas opositoras en Venezuela son bienvenidas a México. Se les da cauce con la finalidad de detener al poderoso de Ciclopia tropical. Emplear una lucha opositora al oficialismo para que el oficialismo en México pueda contener el avance avasallador de la oposición que representa el mesías tropical.

A parte del arrastre con las clases populares, clases medieros y algunos círculos de la clase alta —los que no gobiernan—, AMLO se asemeja mucho al Cíclope Polifemo. Cuenta con  un ojo. Incapaz de poder ver más allá, con una visión obnubilada para concretar su “Proyecto de Nación”.

En este caso deberían cambiarse los papeles. El tabasqueño debe ser más inteligente que su rival Ulises. Ya sabe a lo que se va a enfrentar, conoce las mañas y las triquiñuelas del Sistema, Se le ha enfrentado en dos ocasiones y ha perdido.

Además, AMLO, es muy confiado. Sus emociones lo traicionan. Sus gestos y ademanes lo delatan. Es un rival predecible, delata el juego que trae en manos, anuncia su jugada, y sólo es Polifemo que se lamenta, de dolor y angustia, porque Odiseo le ha cegado inutilizando su única versión, de su mundo, un mundo que sólo él puede apreciar.  

O AMLO, sólo es parte de la comparsa que legitima el sistema actual de gobierno o simplemente no ha leído a MAQUIAVELO.

En caso contrario, AMLO será vencido por “Nadie” —Oútis— que con su astucia y argucia habrá de impedir que el tabasqueño salga victorioso, y pierda, por tercera ocasión. “NADIE cuida mis casillas”.

NADIE está en el INE. NADIE confía en mí.

Sin capacidad para crear cuadros en defensa del voto. Inhábil para contar con la lealtad de sus correligionarios y de sus simpatizantes.  Confía en YouTube, en las redes sociales y éstos, no votan. Con ello, está forzado al fracaso.

El FACLO, Frente Amplio Contra López Obrador, tiene el desafío de la elección del candidato. Con ello, la oposición en su momento, olvida las afrentas, los mártires, las luchas, la represión sufrida por parte del sistema. Si queda Moreno Valle, el PRI se perpetúa en él.

La PANcracia y la PRIcracia, como lo denominaba Porfirio Muñoz Ledo, seguirán gobernando.

En el #CALDERO: Aurelio será el candidato del PRI. SCJN, benefactora de la delincuencia, olvida a las víctimas.

La #PÓCIMA: A Tijuana llega la amenaza desde el Senado de la revocación de mandato por la renta de los camiones de basura y las patrullas. Los priistas reclaman transparencia. 

 

Benjamín M. Ramírez.

Es profesor de Educación media Superior. Candidato a Maestro por la Universidad Pedagógica Nacional, UPN. Cuenta con una amplia trayectoria como profesor universitario. Ha sido profesor de Opinión Pública y Propaganda. Posee con una especialidad en Filosofía. Colabora esporádicamente en algunos medios regionales del sur de Veracruz. Ha sido corresponsal en Radio en su natal Veracruz. Es experto en temas electorales y propaganda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOS Y REDES SOCIALES

Facebook: Benjamín M. Ramírez

Twitter: @motenehuatzin

e-mail: Motenehuatzin@hotmail.com

Abrir chat