Temporada de calor aumentan las molestias de las várices: IMSS

0

La insuficiencia venosa o varices es una de las enfermedades más frecuentes del sistema cardiovascular, 30 por ciento de la población la padece;  afecta en mayor incidencia  a la mujer, las molestias son más intensas por la tarde y mejoran con el reposo, pero se incrementan sustancialmente durante la temporada de calor.

El doctor Francisco Camacho Reyes, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 35 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, explicó que generalmente los síntomas y complicaciones de la enfermedad pasan inadvertidas durante cinco o más años, pero al manifestarse  hay dolor, comezón, sensación de piernas pesadas e hinchadas, calambres, comezón y venas saltonas.

La enfermedad se caracteriza por dilatación permanente de las venas superficiales, generalmente se agudiza con el calor; en el interior de ellas se dificulta la circulación, por lo que dejan de cumplir adecuadamente con su función, que es transportar la sangre hacia el corazón.

Expuso que aun cuando se desconoce el origen de la enfermedad, existen factores que la predisponen: herencia, el embarazo, sobrepeso, obesidad, sedentarismo, trastornos hormonales, actividad laboral sedentaria, tabaquismo y en la mujer,  la influencia de tratamientos hormonales o la multiparidad.

Consecuencias graves como hemorragias y trombosis

Puntualizó que no existe un tratamiento médico efectivo, aunque sí algunos medicamentos que controlan momentáneamente el problema, por lo que la única solución es la cirugía, que consiste en ligar o extirpar las venas afectadas. “En casos graves, la persona puede presentar hemorragias, trombosis y ulceras en la zona afectada”.

El doctor Camacho Reyes destacó la importancia de realizar medidas de higiene venosa que ayudan a mejorar la circulación sanguínea de las piernas, también son  favorables las caminatas, natación o la bicicleta.

Se debe evitar obesidad y sobrepeso, así como permanecer en forma prolongada de pie o sentado, limitar exposición prolongada al sol, prendas ajustadas que limiten la circulación de pantorrillas, es muy positivo  duchar las piernas con agua fría y mantenerlas bien hidratadas,  “lo que implica un cambio de vida”, subrayó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.