Las tres drogas más usadas para cometer violaciones sexuales

0

La ONU señala que, a nivel mundial, siete de cada 10 mujeres sufren violencia sexual en algún punto de su vida. En el caso de las mujeres de entre 15 y 44 años tienen más probabilidades de ser violadas en sus casas que de padecer cáncer o malaria, estar en un accidente vial o enfrentarse a un conflicto bélico.

En la mayoría de los casos, la violencia es el principal instrumento para perpetrar este delito, pero también hay otros métodos, uno de ellos es mediante el uso de drogas legales, por lo cual muchas de ellas son conocidas también como “drogas de la violación”.

Sólo en Ciudad de México, más de 300 mujeres son violadas al año en completo estado de narcosis, y la cifra es cada vez mayor”, asegura Laura Martínez, la presidenta de la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas (ADIVAC).

  1. Benzodiazepinas
    Se consiguen con facilidad en cualquier farmacia, aunque se requiere de receta para su venta. Entre los más usados está flunitrazepan,  un fármaco hipnótico legal en México y otros 64 países del mundo, pero ilegal en los Estados Unidos. Se puede presentar como una pastilla blanca o azul y provoca una disminución de la psicomotricidad, leves mareos, fuerte relajación muscular, amnesia y somnolencia. 
  2. Escopolamina
    La escopolamina es el principio activo de una serie de plantas de la familia de las solanáceas como el estramonio, el floripondio, el toloache, el beleño blanco y otras plantas de los mismos géneros.
    Según el Departamento de Salud de los Estados Unidos este alcaloide provoca desorientación, alucinaciones, amnesia y en dosis elevadas resulta mortal.
  3. GHB
    Su denominación científica es ácido Gamma-hidroxibutirato. Tiene usos médicos en el tratamiento de la dependencia al alcohol, pero sus usos ilegales son más célebres.
    Entre sus principales características es que esta droga no presenta color y olor, por lo que es una de las más difíciles de detectar, además bastan con tres gotas de GHB para narcotizar a la víctima. Lo peligroso de esta sustancia es que mezclada con alcohol puede provocar una fuerte pérdida de la coordinación motriz, leves mareos, desmayos ocasionales y una memoria disminuida.



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat