Me exploto una botella en la cara y casi pierdo un ojo

0

He sufrido mucho

Miro bien borroso, veo borroso y me mareo mucho, me duele la cabeza, si me hago para abajo me mareo mucho; ya no alcanzo a ver mucho. Petra Ramírez López  

 

El mundo para doña Petra, no tiene definición, solo ve siluetas y figuras borrosas. Mientras platica sonríe, aunque su cara refleja soledad y entristece mientras recuerda cuando por necesidad, casi pierde un ojo.

Hace un año, mientras recolectaba plástico para reciclar en las calles de la colonia Valle Verde, de la delegación la Presa en Tijuana, una botella le explotó en la cara y le dañó su ojo derecho.

Andaba en las botellas y yo abrí una botella de agua que tenía yerba de  Jamaica y me explotó en el ojo, yo ya tenía catarata en el ojo y ya con el golpe se me regó todo. Petra Ramírez López  

Tiene 53 años de edad, las canas delatan la falta de tinte color castaño en su cabello -eso puede esperar- hay gastos más importantes como la renta, gas, agua y si sobra se gastara en despensa. Para su esposo hay muy poco trabajo y lo poco que gana en la construcción no alcanza.

A demás del hogar, su tiempo libre lo ha dedicado al trabajo doméstico. La lesión en su ojo y la vista borrosa no le impiden ir desde su casa en la colonia Valle Verde, hasta la zona de la cinco y 10, donde le pagan 200 pesos por una jornada de ocho horas.

Petra

Mientras platica su mirada se pierde; una delgada tela blanca sobre sus ojos, es más fuerte que los esfuerzos que hace para dar nitidez a las imágenes, pero no le impide llorar. Con la voz entrecortada y una lágrima recorriendo sus mejillas rojas, doña Petra, habla de las injusticias de la vida.

He sufrido mucho y pues dios me da la fuerza para seguir adelante y trabajar como quien dice, porque yo no tengo apoyo de nadie, yo tengo mi marido pero a veces trabaja, en veces no y le dan poquito dinero y para que me operen no tengo, nomás tiene uno para comer. Petra Ramírez López  

Ver nítido, es la mayor aspiración de Doña Petra. Con más de cinco décadas de vida, aún es una mujer fuerte y con muchas ganas de trabajar; El cuarto en la vecindad donde vive no es gratis, las medicinas tampoco y aunque cada día es más difícil, no le pesa salir a trabajar.

El obstáculo de la visión borrosa no la ha doblegado, pero requiere una cirugía para el reacomodo de iris y eliminación de catarata; un procedimiento quirúrgico que le permitirá salir de la penumbra en la que vive.

El costo es de aproximadamente 20 mil pesos, un precio que en su condición económica y de salud, es prácticamente imposible que pueda pagar. Con su salario de 200 pesos por jornada de ocho horas, tendría que trabajar 100 días continuos para reunir esa cantidad. Eso sí, no podría gastar un solo centavo en comida, transporte, medicinas, renta, ropa, calzado etc. 

COTIZACION CODET

Me da tristeza que yo andaba juntando botellas también por la necesidad de ayudarme, pero hoy aunque ande juntando botellas no voy a juntar para que me operen, porque es mucho dinero. Petra Ramírez López 

Su única esperanza es la buena voluntad de los que pueden apoyar a los más desprotegidos, con su ayuda esta mujer podría secar sus lagrimas y ver nuevamente la luz. 

Si usted quiere ayudar a la señora Petra Ramírez López, su número de teléfono es el 664 241 48 16

 

 



 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.