“CON UN ARMA BLANCA RASGARON EL VIENTRE MATERNO PARA EXTRAER AL BEBÉ”

0

Tijuana, B. C., 02 de Noviembre de 2015.- Nancy Carrasco Pérez acudió a la clínica No 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social en busca de ayuda, porque supuestamente había tenido un parto en su casa, pero los médicos no le hallaron señales de embarazo ni de parto. Los hechos se suscitaron la noche del viernes pasado, en una casa habitación de avenida Chalqueños, colonia Mariano Matamoros Centro, delegación La Presa.

El secretario de Seguridad Pública Municipal, Alejandro Lares Valladares, informó que la intervención de la Policía Municipal comenzó cuando la mujer que llegó hasta el hospital solicitando ayuda y manifestó que había dado a luz al niño que llevaba en brazos. Los oficiales iniciaron las diligencias y llegaron a la clínica No 1 del Seguro Social (IMSS), donde esa persona estaba siendo tratada, y el médico solicitó la placenta para corroborar el dato del alumbramiento.

Por medio del reporte y entrevista de campo, otra mujer dijo que llegó al domicilio antes mencionado y encontró manchas hemáticas, las siguió y se percató de que en un cuarto había un cuerpo femenino tapado con ropa. Esta persona solicitó la presencia de la autoridad municipal, la cual aseguró la escena del crimen así como a las cinco personas que se encontraban en ella.

En la escena del crimen se observó un arma blanca que al parecer fue utilizada para extraer el niño del vientre materno. Lares Valladares comentó que “este caso parece una historia grotesca sacada de una película de terror, que nunca había yo visto en mi vida como policía”.

De inmediato se puso todo el asunto a disposición del Ministerio Público, y de acuerdo con información se percata de que el bebé con horas de nacido es de la mujer que se encontraba finada en el interior del domicilio y que ninguna relación tenía la persona que estaba en tratamiento en la clínica No 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En relación con este asunto la Policía Municipal detuvo a Nancy así como a Reyna Isabel Muñoz Guzmán, Ramón Ortega Garibay, Vanessa de los mismos apellidos y Francisco Javier Torres Cubias, quienes están a disposición de la autoridad investigadora.

Agregó que “queda claro lo que hemos mencionado, de la descomposición social, y esto es un claro ejemplo de que no se trata de un problema de seguridad sino de salud mental, y la Policía Municipal tiene que lidiar también con esta problemática.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.